/
/
/
/
/
/
   
300 años llevando la luz de Cristo

Con una eucaristía de acción de gracias se celebraron los 300 años de la Cofradía de Nuestra Señora de la Candelaria, en la parroquia de Mincha, Prelatura de Illapel. El pueblo plasmará en un libro su Memoria Histórica ligada a la Santísima Virgen.
Viernes 11 de Septiembre del 2009
  
La santa Misa fue celebrada el 28 de agosto por el Obispo Prelado, Monseñor Rafael de la Barra y concelebrada por los sacerdotes Pablo Isler y José Lucio Cáceres.

En su homilía, Monseñor de la Barra destacó el lugar que ocupa la Santísima Virgen María en la Historia de la Salvación y su misión maternal, manifestada al estar junto a la cruz de su Hijo y luego acompañando a los Apóstoles en la espera de Pentecostés. “El amor a la Madre de Jesús es propio de la Iglesia Católica”, señaló.

Al concluir, el pastor invitó a todos a orar por los miembros difuntos de la Cofradía y animó la esperanza de llegar a celebrar todos juntos a la Madre de Dios en el cielo.

Los orígenes de Mincha se remontan al período colonial, época en que surgieron las encomiendas de tierra y las explotaciones de minas de oro en el Valle del Choapa. La Cofradía de Nuestra Señora de la Candelaria fue erigida en la vice parroquia de Mincha el 27 de agosto de 1709 por el Obispo de Santiago, Don Luis Francisco Romero, respondiendo a la petición de los mismos habitantes del lugar. Y, como hace más de 300 años, cada 2 de febrero, el pueblo y las comunidades vecinas celebran a la Virgen como Patrona de toda la parroquia.

Mincha es un pequeño poblado de la Comuna de Canela, Provincia de Choapa, al que se accede por un sinuoso camino de tierra desde el sector de Huentelauquén, 35 kms. al norte de Los Vilos, por la Ruta 5 Norte. En el centro del pueblo esta su iglesia parroquial, construida por la Cofradía en 1766 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1980, gracias a las gestiones de Monseñor Polidoro Van Vlierberghe, primer obispo de Illapel. El 2 de febrero de 2005 la bendita imagen de Nuestra Señora de la Candelaria fue coronada por Monseñor Rafael de la Barra, y en marzo del mismo año se concluyeron los trabajos de la total restauración de la iglesia, gracias al esfuerzo de los miembros de la Cofradía y de toda la comunidad parroquial.

El culto a la Santísima Virgen María ha guiado la fe de este pueblo de la Cuarta Región. La identidad de Mincha y el culto a la Virgen de la Candelaria, se funden en una misma historia.

Es por eso que en el marco de las celebraciones por los 300 años de la Cofradía, la Junta de Vecinos de Mincha postuló un proyecto al Fondo de la Cultura del Gobierno Regional de Coquimbo y se adjudicó los recursos para publicar un libro de Memoria Histórica.

La presidenta de la Junta de Vecinos, Sra. María Castro, y la Hermana Mayor de la Cofradía, Srta. Isela Contreras, expresaron al término de la Misa, su alegría por esta conmemoración y animaron a toda la comunidad a seguir trabajando unida por el progreso del pueblo y por mantener vivo el culto a la Virgen de la Candelaria.





Fuente: Prelatura de Illapel


Illapel, 11/09/2009