/
/
/
/
/
/
   
En Linares, una Diócesis unida copió el Evangelio de Chile

Como broche de oro a la XXIX Asamblea Sinodal 2009, en la que participaron 366 delegados representantes de las parroquias, comunidades de base, colegios católicos, movimientos y servicios, se realizó la copia de los textos con los que se completará el Ev
Martes 20 de Octubre del 2009
  
Esta fecha fue muy significativa pues además, la Diócesis de San Ambrosio de Linares, el 18 de octubre celebraba 84 años desde su creación. Un motivo más para dar gracias a Dios por esta tierra y por su gente.

Fueron 166 copistas los que transcribieron a San Mateo, del Capítulo 27, 11 al 28, 11; y 9,13 al 14, 14 del Apocalipsis, estos textos se sumarán a los escritos por el resto de las Diócesis de nuestro país.

Asamblea Sinodal 2009

El Sínodo se desarrolló, los días 16, 17 y 18 de octubre, bajo el lema Convirtiéndonos en Discípulos Misioneros: “La Palabra de Dios ilumina nuestra Pastoral”.

En sus palabras de bienvenida Monseñor Koljatic, señaló: “Esta Asamblea Sinodal en su versión N° 29, es realmente un tesoro que tenemos. Para una Diócesis no es fácil congregar en un mismo lugar a tantas personas y por tres días. Valoramos inmensamente que hayan dejado, por este fin de semana, a sus familias y a sus seres queridos, es verdaderamente un logro muy importante, nos habla de eso que tanto le gusta al Papa Benedicto XVI, cuando nos habla de una Iglesia viva, una Iglesia como la hizo el Señor, silenciosa, humilde, sencilla, cercana al pueblo, pero muy viva, muy real, muy activa y fiel a lo que el Señor nos está pidiendo. Por eso alegrémonos de esta Asamblea Diocesana, alegrémonos de este trabajo que queremos hacer en el Espíritu Santo, que queremos hacer bajo la mirada del Señor, por eso serán como siempre, días de profunda oración, con Eucaristías, habrá ocasión de confesarnos para estar plenamente reconciliados con el Señor, para poder escucharlo mucho mejor al en nuestro corazón. Nuestro lema dice: ‘Convirtiéndonos en Discípulos Misioneros de Jesús,- La Palabra de Dios ilumina nuestra Pastoral- Esto significa que estamos convirtiéndonos hoy, ahora, al amor de Dios, a su Palabra, por eso va a ser la Palabra, también, el gran medio de encuentro con Jesús que tendremos en estos tres días… Nos unimos al Papa que está en Sínodo con los Obispos de África ellos pedirán a Dios que les ilumine para ver que es lo que les pide para esa iglesia africana, también nosotros acá trabajando y orando unidos para ver que nos pide Dios para esta iglesia diocesana de Linares”.

Concluyó sus palabras agradeciendo la participación de los delegados sinodales y a todos los que hacen posible el desarrollo de esta gran Asamblea, son muchos los equipos que trabajan ardua y silenciosamente para que este gran evento diocesano sea cada año mejor.

El objetivo del encuentro, en esta ocasión, es obtener “llamadas y compromisos”, que nos ayuden a caminar juntos, a avanzar en este seguimiento de Jesús, considerando siempre las prioridades diocesanas: Familia, Niños y Jóvenes, Educación y Acción Social.

Cada comisión desarrolló una Lectio Comunitaria, para discernir a qué me (nos) llama al Palabra de Dios: Si la profundizamos en relación a la Pastoral de la Educación; Cuando ilumina nuestras propias experiencias de familia; Si la reflexionamos en relación a la Pastoral Social; si la meditamos en relación a la Pastoral Juvenil. También se trabajó, cómo respondemos (o cómo respondo) al Señor a lo que nos propone, con su Palabra, para nuestras familias; Cuál es mi (nuestra) contestación al Señor a lo que nos propone hoy para el desafío que significa enseñar a Jesucristo y a la manera de Jesucristo; Qué contesto (contestamos) al Señor a lo que nos propone hoy para el desafío que significa la Pastoral Social; Cuál es la respuesta al Señor a lo que nos propone hoy para nuestros jóvenes. Las respuestas fueron muy diversas, pero en todas se valoraban las fortalezas de cada comunidad, como también se asumían las debilidades, por lo que se presentaban compromisos reales, concretos, personales y comentarios.

Hubo también un momento de Oración Taizé, novedoso sistema para muchos de los presentes, que en su mayoría representan comunidades rurales. El ambiente creado fue muy hermoso, pues las oraciones, las voces del coro, la disposición de las velas, las telas flotantes y una Biblia Gigante, invitaban a unirse en la oración.

“Uno ya es mayor, ha participado tanto en la Iglesia y habrá rezado tantas veces, pero parece que mientras más tiempo pasa es más bonito alabar al Señor y agradecer por todo lo que nos regala, esta ha sido una experiencia muy buena y nueva para mí”, indicó don Orlando Faúndez, de La Aguada, Parroquia de Empedrado.

En Linares, también se escribió el Evangelio de Chile

Durante el desarrollo del Sínodo, cada comisión de trabajo nombró a sus representantes para copiar el Evangelio de Chile. El domingo 18 de octubre, después de haber revisado la síntesis del trabajo del sábado, sobre los llamados de la Lectio, los 166 copistas elegidos, entre ellos había niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, quienes al centro del Gimnasio del Instituto Linares reproducían sus versículos, mientras el resto de la asamblea acompañaba desde las galerías, con oraciones y cánticos.

La Sra. Lucía Leiva Muñoz, 72 años, de la Comunidad de San Ramón, Parroquia Corazón de María, Linares. Ha participado de 27 Asambleas Sinodales, (de 29 realizado), nos comentó: “me voy con el corazón apretado de tanta emoción, he participado de muchos sínodos, de todos siempre me llevé grandes enseñanzas, pero este año, haber sido elegida por mi grupo para ser una más de las que copie el evangelio, me emociona mucho. Escribí el versículo 18 del Capítulo 27. Para mí es una alegría inmensa, no se como transmitiré a mi comunidad este regalo maravilloso del Señor”.

Por su parte, Carlos Eduardo Sepúlveda Vásquez, 14 años, Acólito de la Parroquia Santa Cruz de Yerbas Buenas, señaló: “Este es el primer sínodo en que participo y la experiencia me encantó, a pesar de ser tan joven mi grupo me acogió súper bien, había religiosas y adultos, todos escucharon mis opiniones y fui uno de los elegidos para copiar el evangelio de Chile, me tocó el versículo 15 de Mateo 28. Esta experiencia me compromete a servir con mayor alegría en mi parroquia y a mis hermanos, especialmente a los jóvenes como yo, me voy muy feliz de haber participado”.

Fuente: Comunicaciones Linares











Linares, 20/10/2009