/
/
/
/
/
/
   
Conmemoración oficial se realizó en la Catedral de Chillán
Congregación de Jesús celebró 400 años

La eucaristía fue encabezada por los obispos de Chillán y Valdivia, monseñor Carlos Pellegrin y monseñor Ignacio Ducasse.
Lunes 26 de Octubre del 2009
  
Con una eucaristía en la Catedral de Chillán, la Congregación de Jesús conmemoró 400 años de presencia religiosa en el mundo, tras ser fundada en el año 1609 por la religiosa inglesa María Ward. En nuestra provincia, la obra se refleja en los colegios Instituto Santa María de Chillán y San Carlos, el Liceo Politécnico María Ward de San Ignacio y el Hogar de Niñas María Ward de San Fabián de Alico. En el país se suman los colegios de Antofagasta y Santiago, además de las misiones de Chillepín (Cuarta Región), Valdivia y Colina, entre otras.

La eucaristía fue encabezada por los obispos de Chillán y Valdivia, monseñor Carlos Pellegrin y monseñor Ignacio Ducasse, quienes estuvieron acompañados por los capellanes del ISM de Chillán, José Luis Ysern y Fernando Varas, y por el vicario de la Diócesis, padre Luis Flores. En la oportunidad, se hicieron presentes delegaciones de todas sus obras apostólicas en nuestro país, gracias a la invitación extendida por la encargada de la Provincia de Chile de la Congregación de Jesús, hermana Elena Gatica.

En su homilía, monseñor Carlos Pellegrin instó a las hermanas de la Congregación de Jesús a seguir trabajando en favor de la educación e hizo un llamado para que las vocaciones religiosas femeninas continúen entregando vida a esta congregación.

María Ward

Nació el año 1585, en Yorkshire (Inglaterra). Por sus valores y principios, su vida estuvo inspirada por la imagen de Jesús y el servicio al prójimo como una forma de acompañar a Cristo.
La persecución de los católicos en Inglaterra, debido al rompimiento del Rey Enrique VIII con la Iglesia en el siglo XVI, le impidió su deseo de hacerse religiosa en su patria. Entró en Flandes en un convento de las Clarisas, pero se dio cuenta que la vida de claustro no era lo que Dios quería de ella. Junto con algunas jóvenes inglesas, fundó en Saint Omer, en 1609, una comunidad religiosa dedicada al apostolado, que a poco andar asumió como propia la espiritualidad ignaciana. En 1631 la Fundación fue disuelta y prohibida por la Iglesia, pero más tarde vuelve a renacer. Mary Ward murió en Inglaterra en 1645, después de haber encomendado a sus compañeras llevar a cabo la obra de Dios que ella no pudo realizar. Después de muchos intentos, la Congregación obtiene finalmente el reconocimiento eclesiástico en 1877. Su nombre ha variado a lo largo de estos siglos: “Damas Inglesas”, “Instituto de la Bienaventurada Virgen María”, “Hermanas de Mary Ward”, “Santa María” y actualmente “Congregación de Jesús”.
Respecto a su fundadora, la hermana Elena Gatica, provincial en Chile, señala: “Ella fue una mujer pionera y profeta que abrió y conquistó nuevos espacios para la mujer dentro de la Iglesia y la sociedad”. “En este Jubileo, estamos todos invitados a trabajar por la comunión entre el hombre y la mujer, por las sociedades divididas y fragmentadas y por la creación”.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 26/10/2009