/
/
/
/
/
/
   
Inauguran Iglesia en Río Negro
Viernes 28 de Enero del 2005
  
El próximo 30 de enero la comunidad de El Rincón, en la comuna de Río Negro, volverá a contar con una capilla, luego de que un incendio destruyera la antigua iglesia del lugar. La ceremonia de inauguración será presidida por el obispo de Osorno, Monseñor René Rebolledo y representantes de la fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre, organización que donó los fondos para construir esta capilla.

El Rincón es un apartado lugar de la Décima Región, donde viven cerca de 30 familias de ascendencia indígena. Con gran esfuerzo, ellas construyeron hace 17 años una pequeña capilla, la que dedicaron a “Nuestra Señora de la Preciosa Sangre”. Sin embargo, en agosto del año pasado, fue destruida por un incendio. Lo único que quedó en pie fue la Cruz Mayor. Las causas del siniestro nunca se pudieron establecer.

Al enterarse de este hecho, y al conocer a la comprometida comunidad de fieles de El Rincón – que a pesar de tener Misa sólo una vez al mes, se ha organizado para realizar las catequesis a niños y jóvenes – Ayuda a la Iglesia que Sufre decidió colaborar con la construcción de una nueva capilla. Para esta fundación, que a través de su campaña “Capillas para Chile” construye iglesias en los lugares más necesitados de nuestro país, la edificación de esta capilla ha sido algo especial. No sólo por la posibilidad de regalarle a esta humilde comunidad un espacio digno para encontrarse con Dios, sino también porque el día de su inauguración se celebrará el segundo aniversario de la muerte de su fundador, un sacerdote holandés que dedicó su vida al servicio de la Iglesia. Una de sus grandes preocupaciones fue justamente trabajar para que las personas más humildes tengan la oportunidad de conocer y acercarse a Dios.

La construcción de la capilla “Nuestra Señora de la Preciosa Sangre” tuvo un costo de $5.000.000.

Mayores informaciones en Ayuda a la Iglesia que Sufre: (2) 2350660, mlira@ayudaalaiglesiaquesufre.cl; www.ayudaalaiglesiaquesufre.cl

Fuente: Ayuda a la Iglesia que Sufre


Santiago, 28/01/2005