/
/
/
/
/
/
   
Cuaresma de Fraternidad 2005: Solidarizar con mujeres jefas de hogar

Obispo Auxiliar de Santiago y Secretario General de la Conferencia Episcopal, Monseñor Cristián Contreras Villarroel, invitó a los católicos a vivir esta Cuaresma en un clima de oración, austeridad y solidaridad con los más pobres.
Martes 08 de Febrero del 2005
  
Mañana 9 de febrero, Miércoles de Ceniza, la Iglesia Católica inicia el tiempo litúrgico de Cuaresma. Tiempo de preparación a la celebración del misterio central de la fe cristiana: la Muerte y la Resurrección de Jesucristo, según recordó Monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo Auxiliar de Santiago y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, al informar esta mañana sobre el inicio de la Campaña Cuaresma de Fraternidad. “En este tiempo la Iglesia nos invita a la oración, al ayuno y a la caridad. Por eso que la Iglesia en Chile nos llama en esta ocasión a ser solidarios con las mujeres jefas de hogar de sectores pobres”, dijo Mons. Contreras.

La campaña Cuaresma de Fraternidad, organizada por la Conferencia Episcopal, se realiza en todo el país desde el año 1982 y tiene una como finalidad promover entre los católicos un espíritu de austeridad de vida en este tiempo de Cuaresma y de solidaridad con las más pobres. Este año, los fondos recaudados en la campaña estarán destinados a financiar proyectos sociales que vayan en ayuda de mujeres jefas de hogar que viven en situación de pobreza. Este grupo es beneficiario de la campaña por quinto año consecutivo. El 2004 se reunieron más de 580 millones de pesos que financiaron proyectos de capacitación y de microempresas para miles de jefas de hogar, en las diversas diócesis del país.

La campaña Cuaresma de Fraternidad se extenderá por un período de siete semanas. Se inicia el 9 de febrero (Miércoles de Ceniza) y concluye el domingo 27 de marzo (Pascua de Resurrección). Los católicos pueden reunir sus aportes, fruto de privaciones en esta Cuaresma, en pequeñas alcancías que se han distribuidos a todas las parroquias y capillas del país. También pueden entregar sus donaciones directamente a la cuenta corriente Nº 187.593 del Banco Estado.

De los fondos recaudados por la campaña, un 60% queda en cada diócesis para sus programas de acción social; el 30% constituye un Fondo Nacional solidario, expresión de la comunión eclesial nacional, que financia, con montos más significativos, proyectos postulados desde las diócesis; y el 10% para gastos de la Campaña.

Proyectos y resultados

Si bien entre 1990 y 2000 la recaudación en la Campaña Cuaresma de Fraternidad se multiplicó por siete, en los últimos años ha experimentado un ligero retroceso.

Entre los proyectos financiados el año 2004, se cuentan iniciativas de diversa índole que benefician a mujeres pobres jefas de hogar. Capacitación en técnicas culinarias, redes solidarias para desarrollo integral de mujeres, promoción de salud mental y desarrollo de conductas preventivas de maltrato y violencia, son algunos de los ámbitos que se han incluido en este proceso. También se cuentan proyectos de microempresa de distinta naturaleza, talleres de tejidos, de salud y cuidado infantil, economía solidaria y ahorro.

Entre los grupos vulnerables beneficiados se cuentan mujeres del mundo rural, jóvenes madres, mujeres jefas de hogar en prisión y grupos de marginadas por la prostitución.

La distribución de cajitas y sobres de Fraternidad se inicia el Miércoles de Cenizas, 9 de Febrero. Desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección se espera la devolución de las alcancías a cada parroquia, colegio o movimiento. Y hasta el 31 de mayo los párrocos tienen plazo para entregar la recaudación a su Obispado.

Fuente: DOP Santiago


Santiago, 08/02/2005