Evangelio / Nuestra Liturgia / Glosario / Cartas al Portal / Email / Mapa / Inicio
Destrucción parcial en templos y otros edificios pertenecientes al Obispado de Los Angeles
Cuantiosos daños afectan a infraestructura diocesana de Los Angeles

Pese a algunas situaciones puntuales de mayor gravedad, monseñor Felipe Bacarreza considera que en general no hubo grandes pérdidas materiales a consecuencia del reciente terremoto, atribuyendo la situación particular de la diócesis a “un favor de Dios”.
Lunes 15 de Marzo del 2010
Cuantiosas pérdidas, e incalculables en algunos casos, provocó el sismo del 27 de febrero en la infraestructura perteneciente a la diócesis de Santa María de Los Ángeles.

Según el obispo Felipe Bacarreza, “en general los templos parroquiales no sufrieron grandes daños, aunque sí hay varios casos puntuales de edificaciones diversas que revisten mayor gravedad”.

Entre estas últimas se cuenta, por ejemplo, la Capilla del Hospital de San Sebastián, de Los Ángeles, declarada Monumento Histórico Nacional, que resultó afectada seriamente por la caída parcial del muro del altar y el desprendimiento de una parte del cielo raso.

El terremoto también tuvo efectos perjudiciales de consideración en el lado sur del edificio que alberga al Colegio San Rafael, en pleno centro de la ciudad, cuyas dependencias podrían quedar inutilizables y significarían un alto costo monetario para su recuperación o reconstrucción.

A su vez, agrega monseñor Bacarreza, “quedó muy comprometido” el convento de la Parroquia de San Francisco, aunque el templo no presenta prácticamente ningún deterioro.

Donde hubo destrucción total fue en la Casa Episcopal ubicada en la capital provincial de Bío Bío (calle Ercilla), construcción que sufrió daños estructurales severos quedando inhabitable y en condiciones de ser demolida.

Tampoco resistieron los embates del fenómeno telúrico las instalaciones anexas a la Parroquia del Perpetuo Socorro, levantadas con adobe, aunque la edificación principal soportó satisfactoriamente “gracias a que se reforzó bastante después del terremoto de 1960”, destaca el obispo.

Otro de los daños graves se registró en el templo parroquial del Buen Pastor, situado también en Los Ángeles, donde hubo problemas estructurales y se desprendió una parte considerable del techo.

La mayoría de los destrozos fue constatada en terreno por el propio obispo, en su condición de ingeniero civil y especialista en cálculo estructural titulado en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Pérdidas materiales

De acuerdo a lo informado por monseñor Bacarreza, al mismo tiempo se reportaron daños de consideración en la Parroquia Cristo Rey, de Laja, donde cayó la campana del templo, provocando cierto deterioro a la entrada de éste.

Mayores fueron las consecuencias del sismo en la Iglesia San Francisco, emblema arquitectónico de Mulchén, cuya torre de piedra se desplomó entera y destrozó totalmente el salón del famoso convento.

A estas pérdidas materiales se suman las de infinidad de imágenes religiosas que cayeron o se rompieron durante el movimiento telúrico, prácticamente en toda la diócesis, y los daños producidos en el Cementerio Católico de Los Ángeles, donde resultaron afectadas más de 500 tumbas.

Pese a los innumerables destrozos, el obispo enfatiza que a nivel diocesano los problemas son menores, situación que atribuye a “un favor de Dios”: “Entre otras razones, yo creo que nos protegió porque hace tiempo que tenemos la Capilla de Oración Perpetua, donde no hubo ningún deterioro, al igual que en la Catedral y el edificio Plaza Fundación”.

A la vez, añadió, “hay que darle gracias al Señor porque no hubo daños mayores como en otras diócesis o arquidiócesis”. En todo caso, estimó las pérdidas materiales en, al menos, mil millones de pesos, de acuerdo a una revisión preliminar de la situación.
En su opinión, prácticamente no se van a requerir obras de reconstrucción sino más bien trabajos de reparación, aunque todavía se están elaborando informes definitivos en las parroquias y capillas locales.

Capilla del Hospital de Los Angeles
Templo y Monumento Histórico

La Capilla del Hospital de San Sebastián, situada al interior del principal complejo asistencial de Los Ángeles, es uno de los siete monumentos históricos de la provincia de Bío Bío.

Construido hacia 1877, fue declarado como tal por el Consejo de Monumentos Nacionales a través del Decreto Supremo 578 del 24 de noviembre de 1989.

Su categoría es la de Monumento Histórico, dentro del área de Equipamiento de Culto y Devoción.

Junto con el Fuerte de San Carlos de Purén, es uno de los dos sitios o edificios patrimoniales oficialmente reconocidos de la capital provincial de Bío Bío.

Los otros monumentos históricos localizados en el ámbito provincial son las Locomotoras a Vapor número 708 y 802, de la Casa de Máquinas de San Rosendo, el Coche ES-17 de la Subestación Eléctrica de Monteáguila, y los fuertes de Nacimiento y San Diego, este último de Tucapel.

Fuente Diario la Tribuna


Los Angeles, 15/03/2010
 

 
 
Noticias de la Diócesis
 
 
- Exitosa charla magistral de Monseñor Chomalí Garib, para la Fundación Juan XXIII, con motivo de su trigésimo noveno Aniversario.

- Misa 39° aniversario Fundación Juan XXIII de Los Ángeles

- Católicos de la Ciudad de Nacimiento salen a las calles a decir no a la ley de aborto

- Nuevo sacerdote para la diócesis de Santa María de Los Ángeles

- Eucaristía de Acción de Gracias

 
 
Destacamos
 
 

- La realidad de la pobreza en América Latina y el Caribe

-
Hermanos Capuchinos eligieron Provincial y Consejo

-
Una veintena de secretarias parroquiales de la Zona Norte participan en retiro espiritual

-
Area de Animación Solidaría de la Pastoral Social promueve asociatividad

-
III Coloquio de Doctrina Social de la Iglesia

-
Pastoral Social apoya al emprendimiento de jóvenes madres

-
Reunión de obispos y formadores en Villarrica

-
Más de 600 estudiantes cultivaron valores a través del handball