/
/
/
/
/
/
   
Con Cristo y en comunidad se reconstruye en Coihueco

Al reconstruir su templo parroquial, los fieles evocan la historia familiar y comunitaria compartida bajo el alero de esta casa de todos.
Lunes 24 de Mayo del 2010
  
La comunidad organizada de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Coihueco, en la diócesis de Chillán, ha tomado el desafío de reconstruir el templo que quedó inhabilitado por el terremoto.

Se trata de una construcción del año 1910 que perdió sus hermosas torres en el terremoto del año 1939, el templo constituye un símbolo de identidad del pueblo.

Por esta razón, su reconstrucción es percibida como la recuperación de dicha identidad y de la historia de las familias cuya vida esta marcada por los sacramentos recibidos, por las alegrías y consuelos que han compartido al alero del templo.

En este sentido, se han organizado los grupos parroquiales, las organizaciones sociales de la comuna y de la vecina comuna de Pinto y animados por la Radio Contemporánea desde el día de la tragedia iniciaron un trabajo permanente cuyo objetivo es levantar el templo en las mismas condiciones con sus torres y locales comunitarios.

El viernes 21 se realizó un “plato único” que por cierto fue muy contundente, 500 personas participaron en una hermosa fiesta. Un artesano dono un gran alcancía como réplica del templo que reconstruirán, el párroco Padre Manuel Mosquera, en su saludo destacó “mas importante que el dinero que se recaude es la alegría de compartir entre las familias, con otras personas de la comunidad, sumando a los jóvenes, sintiéndonos parte de este cuerpo animados por el Espíritu del Señor” el alma de la comunidad parroquial ya está reconstruida, esto permitirá obtener los recursos materiales para levantar el templo.

En la fiesta se hizo una pequeña “teletón” donde organizaciones como el Club de Huasos, los agricultores y otras organizaciones entregaron sus aportes, también la estación de gasolina del pueblo desde el 1º de abril entrega $ 2 por cada litro de combustible que vende, las señoras seguirán haciendo ricas empanadas los domingos y se organizarán muchas otras iniciativas para lograr el objetivo.

El Padre Manuel los mantiene informados enviando mensualmente una carta donde entrega una cuenta de lo recaudado. Así con Cristo y en Comunidad se reconstruyen los templos.

Fuente: Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Coihueco


Coihueco, 24/05/2010

 
Galerías Fotográficas