Evangelio / Nuestra Liturgia / Glosario / Cartas al Portal / Email / Mapa / Inicio
En Eucaristía Diocesana junto al Nuncio Apostólico en Chile, el Presidente de la Conferencia Episcopal y algunos Obispos del país
Obispo Guillermo Vera recordó historia de fe de la Iglesia de Calama y alentó nueva misión evangelizadora

Cerca de diez mil loínos llegaron hasta el Estadio Municipal de la ciudad para celebrar a la nueva Diócesis San Juan Bautista.
Lunes 31 de Mayo del 2010
Como una fiesta, como un encuentro maravilloso de fe, así se referían la mayoría de los miles de fieles que este sábado repletaron el principal reducto deportivo de Calama, para describir la celebración de la Eucaristía con que se agradeció a Dios por la elevación a categoría de Diócesis, de la que se denominó durante 40 años como Prelatura de Calama.

En la jornada anterior en el templo Catedral San Juan Bautista se leyó la Bula Apostólica de su S.S. Benedicto XVI que otorgó esta gracia a la Iglesia de Calama, luego que el actual Obispo Diocesano, Monseñor Guillermo Vera Soto solicitara esta posibilidad, en reconocimiento a la madurez y otras consideraciones alcanzadas por esta porción del pueblo de Dios.

La Misa presidida por el Obispo de Calama fue concelebrada por el Nuncio Apostólico en Chile, mons. Giussepe Pinto, el Obispo de Rancagua y Presidente de la Conferencia Episcopal, mons. Alejandro Goic y el Arzobispo de Antofagasta, Pablo Lizama.

También estuvieron presentes el Obispo de San Felipe mons. Cristián Contreras Molina los Obispos de Iquique, mons. Marco Ordenes, Auxiliar de Santiago, mons. Fernando Chomali, Castrense mons. Juan Barros, y el arzobispo de la Diócesis de Salta-Argentina, monseñor Mario Antonio Cargnello junto al clero diocesano de Calama.

En su homilía monseñor Vera, hizo un agradecido recuerdo a quienes comenzaron a transmitir la Buena Nueva en los albores de la Iglesia en esta zona, “Es que nuestros antepasados que aquí vivían veían en la creación la obra de un Dios grande, Dios al cual ahora podían escuchar por medio de la enseñanza del Evangelio”.

Especial remembranza tuvo para aquel sacerdote de Chiu Chiu, el cual a lomo de mula debía atender a sus feligreses trasladándose desde Toconce en la cordillera hasta Cobija junto al mar, más de cuatrocientos kilómetros. “Fruto de todo este esfuerzo evangelizador, y de la constancia de los creyentes es que hoy podemos celebrar esta fiesta”, dijo.

Más adelante y también haciendo historia el obispo recordó la creación de la Prelatura de Calama por parte del Papa Pablo VI en 1965 y al mismo tiempo su primer Obispo, Orozimbo Fuenzalida.

Luego de algunos años bajo la guía de Administradores Diocesanos es nombrado en 1975 el Obispo mercedario, Monseñor, Juan Bautista Herrada, sucediéndole en 1992 y hasta el año 2002 el también religioso de la Orden de la Merced, Cristián Contreras Molina y desde el año 2003 hasta la fecha –comentó- por la gracia de Dios me corresponde a mí guiar y acompañar la vida de fe de ustedes hermanos, apuntó.

“A mí como obispo, me ha correspondido recoger el fruto del trabajo de mis antecesores y junto a mis hermanos sacerdotes, primeros colaboradores del ministerio episcopal, también junto a los diáconos y religiosas hemos de velar por que la fe en ustedes se mantenga, crezca y edifique a otros”, manifestó.

Enseguida monseñor Guillermo Vera se refirió a la bendición provenida de Su Santidad que otorgó el reconocimiento de Diócesis, fijándose con especial cariño en esta porción de creyentes y la vitalidad de esta Iglesia que; ha crecido en organización, en número de sacerdotes propios de la zona, en la presencia de congregaciones religiosas femeninas y en cada uno de los agentes pastorales que con su acompañamiento hacen presencia viva del amor de Dios.

Portadores de la Buena Nueva

El Obispo expresó que es tarea de todos que podamos impregnar la vida de Calama, de las familias e instituciones con los valores del Evangelio para llevar la esperanza tan necesaria en momentos de dolor.

“Hoy más que nunca debemos ser cada uno de nosotros creyentes más formados, más orantes, más convencidos. Por eso que junto con bailar la fe, leamos más la Biblia, Junto con celebrar a nuestros patronos en las hermosa fiestas del interior, recemos y celebremos todos los sacramentos como verdaderos hijos de Dios”, señaló.

Al mismo tiempo el Pastor pidió saber atender, acompañar y proteger a nuestros niños y jóvenes. Que el amor a los Santos Patrones de la Iglesia San Juan bautista y la Virgen de Guadalupe de Ayquina lleve a proclamar sin miedo a Jesús el Cordero de Dios. “Que el respeto por las tradiciones de los mayores nos lleve a cuidar lo que ellos supieron tanto valorar: La familia, la tierra, la centralidad de Dios”, apuntó.

Finalmente el Obispo Guillermo Vera pidió que los cristianos en Calama, viviendo en comunidad la fe, sean portadores de buenas noticias y no profetas de desventuras y “que la Virgen Santa María de Guadalupe de Ayquina nos ayude con su materna intercesión en esta nueva etapa de nuestra vida ahora como Diócesis san Juan Bautista de Calama”.

Fuente: Comunicaciones Calama


Calama, 31/05/2010
 
Galerías Fotográficas
- Obispo Guillermo Vera recordó historia de fe de la Iglesia de Calama y alentó nueva misión evangelizadora

 
 
Noticias de la Diócesis
 
 
- Entregan iglesia de Conchi Viejo después de trabajos de recuperación

- Fiesta de Ayquina, un gesto Evangelizador

- Iglesia de Calama efectuará colecta para afectados por terremoto en el norte

- Fieles de Calama despidieron a Obispo Guillermo Vera Soto

- Obispo de Calama invita a chilenos y peruanos a acrecentar la fraternidad entre ambas naciones

 
 
Destacamos
 
 

- El Papa nombra a pbro. Moisés Atisha como nuevo obispo de Arica

-
Jóvenes llevaron su alegría misionera a la Virgen del Cerro San Cristóbal

-
Con Eucaristía Damas de Rojo inauguran 26º Congreso Nacional

-
Masiva marcha en defensa de la vida en Concepción

-
Cientos de familias misioneras participaron en la II Corrida por la Fe


-
Misa por el tercer aniversario del fallecimiento de Mons. Sergio Valech

-
Dirigentes gremiales de Ñuble se reunieron en V Congreso Diocesano de Trabajadores

-
Fue bendecida primera piedra de futuro edificio de Fundación Crate