/
/
/
/
/
/
   
Continúa peregrinación al Santuario de la Virgen del Carmen de La Tirana

Desde los adultos mayores, los niños y los pueblos originarios han acudido a venerar a la Reina del Tamarugal. Hoy fue el turno de las Asociaciones de Bailes Religiosos y de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y de Orden, para acudir al llamado de Cristo, quien nos dice “Chile, aquí tienes a tu Madre”.
Jueves 15 de Julio del 2010
  
Uniformados e investigaciones acudieron al Santuario de la Patrona y Madre de Chile

Hasta el Santuario Nuestra Señora del Carmen llegaron las Fuerzas Armadas, de Seguridad y de Orden, junto a la Santísima Virgen, para celebrar el día de la espiritualidad enmarcada en la Fiesta Grande del Norte de Chile.

Como cada mes de julio, y después de dos años, también los uniformados de las 4 ramas regresan, además de la Policía de Investigaciones, a la casa de la Madre del Señor a peregrinar desde la Cruz del Calvario hasta el templo para dejar a los pies de la Carmelita, sus agradecimientos, preocupaciones, alegrías y proyectos.

En la oportunidad, representantes de las distintas instituciones presentes

Durante la homilía, el Obispo de Iquique dijo que el lema “Chile, aquí tienes a tu Madre” está inspirado en el Evangelio, cuando Jesús desde la Cruz, “a sus discípulos deja a una madre, no cualquiera sino la suya propia, porque Dios sabe que el corazón humano, independientemente de los cargos que ocupamos, de las situaciones en las que nos encontramos, siempre hay una historia, una realidad, una vida que está latiendo, y esa vida está siempre implicada con los afectos, sentimientos, ideales y con lo que cada uno carga”. “Al dejar a María como Madre nos deja también la cercanía de Dios, de su presencia con este trato propio de la Mujer, materno, cercano, acogedor, afectivo, que los guarda no solamente en la racionalidad de las propuestas que podamos elaborar o creer sino que nos guarda integralmente también en la dimensión de todos nuestros afectos. Así, la Madre es siempre la mujer que entiende, que acompaña, la que está al pié dispuesta a servir, a tenderle la mano a sus hijos”, recalcó el Obispo.

También aseguró que esta es la experiencia de Chile con la Virgen María, vestida con los hábitos del Carmelo. “Así en la declaración del 16 de julio, como feriado nacional, se establecen sus fundamentos que han sido precisamente esta Mujer, María del Carmen, quien ha acompañado la historia y el caminar de esta Patria nuestra. La ha acompañado en las batallas y las luchas, en el proceso de la Independencia, de la constitución del País, de la constitución de la colonia del Virreinato, mucho antes de pensar en los procesos de emancipación. También acompañó a los soldados en la guerra y hoy, a nosotros”.

“Esta es una constante que está en el profundo sentir del alma de Chile. Por eso, una vez más, volvemos a proclamar: Chile, aquí tienes a tu Madre, y al celebrar el Bicentenario con esta mirada de fe y cristiana, qué podríamos decir, a la luz de las palabras de Pablo que invita a los cristianos a integrar su aporte común, para la vida de la Iglesia, apliquémosla también a la vida nuestra, a la vida de la Patria. Un cristiano, un creyente siempre tiene mucho que entregar”, afirmó.

Monseñor Ordenes además dijo que este es el desafío para todos los creyentes; entregar lo mejor de sí mismo, “y ¿cómo se entrega?, ¿cómo lo entregamos en este norte de Chile?, en donde nos toca hacer patria, servir, trabajar y vivir con el alma de Chile. ¿Qué podríamos hacer nosotros si no valorar profundamente la realidad en la que estamos, el aporte nuestro consiste precisamente en eso, en la tierra donde estamos de tal manera que nuestras funciones y servicios, sean lo óptimo, siempre lo mejor que tengan”.

“Queridos hermanos y hermanas de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad celebrando aquí en este corazón espiritual del Norte de Chile el día de la espiritualidad, celebrándolo en este contexto tan hermoso de la Fiesta de la Virgen en este Santuario de La Tirana, escuchemos también la voz de Cristo también: Hijo.. aquí tienes a tu Madre y colócala en tu corazón , en tus pensamientos y palabras, igual como llevas a tu Madre de la tierra, de tal manera que, inspirado siempre en ella, y protegidos por su compañía, demos los pasos de bien que necesita nuestra Patria”.

Por otra parte señaló que al mirar la historia de la incorporación de este territorio a la identidad chilena “hemos visto cosas extraordinarias, que hoy día dan frutos sorprendentes, a través del servicio de reclutamiento, tanto los andinos que conocieron los instrumentos de bronce, los llevaron a su pueblo, formaron bandas, reestructuraron las bandas de lakas, y hoy día tenemos una plaza llena de bandas que han incorporado profundamente la música de los bronces al sentido de la fe, al sentido de la fiesta, al sentido festivo de este pueblo nortino y la música que un día sonó para alentar las guerras, hoy día suena para fomentar la paz y para producir una mesa fraterna, porque siempre es posible ir aportando para el bien, desde lo nuestro”.

Finalmente animó a la asamblea a que no decaigan en el ánimo, ni el ideal, “sean fuertes y valientes, para que puedan servir ya sea en los servicios públicos de una carretera, de un procesos públicos encomendados por la justicia o para cuidar la soberanía del territorio, velando por el bienestar de los pueblos aislados, buscando de distintas maneras el bien. Que la Virgen del Carmen nos acompañe y guíe para que podamos todos, como chilenos, servir a esta Patria que quiere un desarrollo para todos”.

Diez Asociaciones de Bailes celebran a la Carmelita

Con diversos signos, las Asociaciones de Bailes Religiosos presentes en la Fiesta de la Virgen del Carmen de La Tirana, celebraron la Eucaristía en diferentes lugares del pueblo.

El Santuario, la Cruz del Calvario, Monte Carmelo, el Templo Antiguo y el Camping de los Bailes Religiosos, acogieron a las asociaciones que congregan a las 205 cofradías que se encuentran danzando a la Madre de Chile.

José María Caro, Sur del Carmen, Victoria y Alianza, Cuerpo de Bailes de Iquique, María del Desierto de Calama, San José de Arica, Antofagasta, Pedro de Valdivia, Tocopilla y Virgen del Carmen de La Tirana, son las 10 organizaciones que acudieron a festejar el Bicentenario de la Patria junto a la Chinita del Tamarugal.

Calama

Mención especia tuvo la celebración de la eucaristía, correspondiente a la Asociación María del Desierto de Calama, puesto que fue acompañada por el Obispo de dicha diócesis, monseñor Guillermo Vera Soto, quien recibió de su hermano en el Episcopado Marco Antonio Ordenes, el báculo del Santuario de La Tirana para que presidiera la misa.

En la oportunidad y durante su homilía, el Pastor
de Calama dijo que luego de esta experiencia vivida en la Fiesta Grande la Virgen los presentes deben llegar renovados en su fe para transmitir el amor de Dios a los habitantes de esa la ciudad nortina.

“De distintos lugares hemos venido a la casa de María para encontrarnos con Jesús, hemos venido como peregrinos, como el pueblo de Israel. Este espíritu se mantiene a lo largo de la historia. Que lo podamos mantener en estos días”, señaló y continuo con palabras alegres el encontrarse “en esta casa del Señor. Pidámosle, para todos los que hemos venido, que junto a el gozo de estar en este Santuario, que cada uno regresemos a nuestros hogares, estudios y trabajo, con el deseo de ser mejor, de ser hombres y mujeres, que leemos la palabra de Dios, que también preguntamos cuando hay cosas que no entendemos”.

Instó a la asamblea a volver, a los lugares de origen, con un hambre cada vez más grande de Dios, “conocerlo, reconocer la belleza de nuestra fe cristiana y católica, esta fe que tenemos que cuidar como un tesoro, por eso, como creyentes, siempre leer la palabra de Dios, preguntar las dudas que podamos tener, estar siempre atentos en tu parroquia, en tu obispado, en tu comunidad. Busca qué puedes leer para iluminar tu fe”.

También dijo que en estos días de fiesta, “en este lugar santo, tiene que ser un momento de verdad para ir al encuentro con el Señor, momento de verdad para venir a estar con la Virgen. Ustedes que han preparado con tanto cariño esta fiesta, que con tiempo estuvieron preparándose para hacer la entrada, que contaron con una buena organización, preparar un programa que les ayudó a rezar, a encontrarse con Dios, a iniciar con alegría y entusiasmo esta celebración de la Virgen del Carmen, pues bien, así mismo nos ayude a prepararnos siempre, hay que prepararnos para la gran fiesta del cielo”.

“Ustedes que, como bailes, tienen durante estos días una vida comunitaria, viviendo juntos, compartiendo comida, siendo responsables en los turnos que les tocan, cuando regresemos a nuestros hogares sigamos viviendo esto mismo, que cada baile sea de verdad una comunidad cristiana, no se reúna sólo para sus ensayos, que cada baile en sus reuniones de tiempo a la palabra de Dios, a la oración, que no sea sólo por cumplir, déjense evangelizar y así es como nosotros tenemos que crecer en nuestra fe, por esto le diremos entonces a la gente quien es Jesucristo y que creemos en Él”, agregó el obispo de Calama.

Del mismo modo, invitó a los bailes de la Asociación María del Desierto, a que cada uno, al igual que Pedro, pueda responderle a aquel que pregunta: “¿y quién soy yo para ti. Para mi Jesús es mi Salvador, es aquel que me sostiene, que me levanta, que me consuela, que me perdona, es aquel Dios que está vivo y que me acompaña. Con la misma fuerza y entusiasmo, cuando la gente te pregunte: porqué fuiste tantos días a La Tirana, porqué estás bailando, que tu hables con cariño lo que significa en tu vida la presencia de la Virgen, cómo has experimentado que ella es tu Madre, que está cerca de ti, que ruega por ti, que enjuga tus lágrimas y que es el gran modelo para seguir a Jesucristo”.

“Hemos venido a este Santuario como herederos de una tradición milenaria, como los judíos que acudían a donde estaba la Alianza o al templo de Jerusalén. Hoy hemos venido a este Santuario, donde está la Virgen, a ella la llamamos Arca de la Nueva Alianza porque ella en su seno llevó a Jesús, porque en sus brazos lo sostiene y nos lo muestra como el Salvador, a quien tenemos que seguir. Vivamos con alegría estos días de fiesta, volvamos después con renovado entusiasmo. Que la Virgen nos alcance del Señor la alegría de ser miembros de la Iglesia y grandes bendiciones del Dios”.

Fuente: Comunicaciones Iquique


iquique, 15/07/2010