/
/
/
/
/
/
   
16 de julio y se intensifican las celebraciones en La Tirana
Fieles preparan su corazón a horas del día de la Carmelita

Con una eucaristía las camareras y centinelas de la Chinita prepararon sus corazones para festejar la Fiesta de la Virgen del Carmen en esta Tierra Santa tras dos años de espera. Asimismo, bailarines de distintas agrupaciones realizaron su primera comunión ante la Madre de Chile en esta Fiesta del Bicentenario.
Jueves 15 de Julio del 2010
  
Emotiva celebración tuvieron los Centinelas y Camareras de la Virgen del Carmen

Centinelas y Camareras de la imagen de la Virgen del Carmen de La Tirana celebraron a su Santa Patrona con una eucaristía en la capilla lateral del Santuario.

Con mucho entusiasmo y las ansias de iniciar el trabajo concerniente a la celebración de las vísperas de la Fiesta dedicada a la Reina del Tamarugal, los hombres y mujeres que se dedican a cuidar y vestir la imagen de la Carmelita que cada mes de julio es venerada por miles y miles de devotos, llenaron la capilla lateral para compartir la mesa del Señor.

En la oportunidad, en que además la asamblea estrenó la Canción del Centinela, fueron premiados seis integrantes de esta comisión, tres con 50 años de servicio y tres con 40.
Por su parte, el Obispo de Iquique durante su homilía recordó el dolor vivido del año pasado a causa de la suspensión de la Fiesta de la Virgen en la tierra del Tamarugal, especialmente en la noche de las vísperas de la celebración, la cual se realizó en Iquique, y dijo que había sido una noche tremendamente silenciosa, pero “profundamente con Dios”, y aseguró que no olvidará que en medio de esa realidad, siempre estuvo Dios”.

También dijo estar feliz de poder celebrar nuevamente a la Carmelita en este Santuario y desarrollar todas las costumbres y tradiciones “¿por qué?, porque nosotros somos de esos que le gritan a Jesús: felices los pechos que te han amamantado. Somos de esos que le gritamos al Maestro: estamos felices por la Madre que tenemos. Basta con mirarla y uno descubre que es una Madre estupenda, la mejor del mundo. Solo con mirarla, sabemos que es una mujer servidora, prudente, sencilla, tremendamente humilde que te ama, Jesús, con el alma, de tal manera que no se reserva nada en su vida. Todo te lo da a ti, ella no puede vivir sin ti, y tú también, no puedes vivir sin ella”, señaló.

Insistió en que “nosotros, al ver esto Jesús, nos sentimos tremendamente contentos y nos orgullosos, ¿sabes por qué Jesús? Porque esta, tu Madre, es hija de nuestra tierra, es de nuestro mismo barrio, es de la familia humana, es de la realidad nuestra. Entonces te gritamos con el alma: felices los pechos que te han amamantado, y tú, Jesús, como buen hijo, te sientes orgullos también y feliz, de saber que hay un pueblo que honra y ama a tu Madre”.

Es así, afirmó monseñor Ordenes, que “el Señor también aprovecha el momento para decirnos: sí, es verdad, pero el secreto de porqué mi Madre es así, es porque ha escuchado a mi Padre, porque ella vive en Dios”.

“Queridos centinelas y camareras de la Virgen, nosotros que somos de esa raza que enaltece a la Señora, estamos dispuestos a darlo todo por ella porque la llevamos en el alma, hagamos caso a Jesús y tengamos los mismos sentimiento que María, y que en medio de todas la labores que realizan, en medio de todos los conflictos, guarden su corazón a Dios. Ahora hay que iniciar el trabajo duro de este día, hagámoslo con el corazón, con el cariño de siempre, atendamos con más delicadeza a la gente, hagamos las cosas con lo mejor de nosotros porque así lo hace María, y cuando ella esta con nosotros Dios está con nosotros”, finalizó el Pastor.

Bailarines celebraron Primera Comunión

Niños, jóvenes y adultos integrantes de bailes religiosos provenientes de diversos lugares del país, se congregaron en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen para celebrar su primera comunión en una eucaristía presidida por el Obispo de Iquique.

En la ceremonia cuya asamblea repletó el templo, Monseñor Ordenes señaló “al igual que los discípulos de Emaus ponemos la confianza en el Señor, porque nosotros no seguimos a un muerto, nadie tiene esperanzas en un muerto, nosotros seguimos al Señor resucitado que se hace presente en la mesa eucarística”.

En este mismo sentido, el Pastor aseveró “pero no es suficiente solo con creer en Él, sino también hacer comunión con Él, es necesario sentarse a la mesa con Él, por eso en aquellos tiempos los discípulos comprendieron cuando Cristo partió el pan que Él estaba ahí, entendieron con los ojos del alma que Él no estaba muerto (…) han pasado 2000 años de eso y cada vez que participamos del pan de la Eucaristía, Cristo se hace presente y nosotros, igual que los discípulos de Emaus, comprendemos que esta vivo para mostrarnos el camino a seguir”.

Con fuerza y ante la atenta escucha de una treintena de recién iniciados, el prelado diocesano explicó que este sacramento no es solo un rito o una costumbre, “es más mucho más que eso, no es solo una comida para quien se acerca a la mesa, es mucho más que eso, para nosotros los cristianos esta mesa es de vida o de muerte porque sin esta mesa, sin la Eucaristía, no podemos seguir, aquí Jesús nos alimenta con su Palabra y su Cuerpo, solo así nos reconocemos como hermanos porque en él nos encontramos como en esta fiesta donde sin conocernos viniendo de Iquique, Calama, Antofagasta, Perú o Bolivia nos reconocemos como hijos de un mismo Padre”.

Haciendo un llamado a seguir las enseñanzas del Maestro, el obispo de Iquique animó a la asamblea a ser constantes en la comunión con Dios, “para seguir a Cristo es necesario estar presente domingo a domingo, así cuando sientas que no puedes más, que tu animo se decae, hallarás consuelo. Sin duda habrán días en que nos encontraremos llenos de alegría y animosos para encontrarnos con Jesús, sin embargo también habrá días en que nos sentiremos tentados a quedarnos en el juego, en la entretención o simplemente en el descanso, sobretodo en esos días recuerda que esta Mesa sana y que aquí aunque parezca que no es necesario, tu cuerpo con el de Él necesita llenarse de energía para poder continuar los días”.

Los bailarines recién iniciados en la Eucaristía llevaron como ofrenda cintas a la Virgen, dones que solemnemente fueron depositadas a los pies de la Chinita en compañía del Obispo Diocesano.

- Ver galería de fotos

Fuente: Comunicaciones Iquique


Iquique, 15/07/2010