/
/
/
/
/
/
   
Iglesia de Iquique Comenzó el Tiempo Cuaresmal

Con Miércoles de Cenizas, celebración que abre las puertas del tiempo Cuaresmal, la Iglesia de Iquique inició el camino hacia la Pascua del Señor.
Jueves 10 de Marzo del 2011
  
En recogimiento espiritual y el corazón abierto a la conversión, a través de la penitencia, la solidad y la oración, los cristianos católicos vivieron la imposición de las cenizas, recuerdo de la vida pasajera de este mundo y la vida eterna que está en el Cielo.

En la Catedral Inmaculada Concepción, templo mayor de la Diócesis de Iquique, y en cada uno de los santuarios, parroquias y capillas, el Obispo, párrocos y diáconos recibieron y entregaron este signo de la fe católica a los fieles, en el inicio de la peregrinación de 40 días en la preparación personal y comunitaria hacia la Semana Santa.

En la oportunidad, monseñor Marco Antonio Ordenes, quien llamó a convertirse al Evangelio y al seguimiento de Jesucristo mientras imponía las cenizas a los fieles, dijo que la Cuaresma no se entiende por sí sola, “sino a la luz de la Noche de la Pascua, dentro de 44 o 45 días más. Esa noche nos preguntarán, a la luz de la liturgia bautismal, si queremos renovar nuestra condición de ser creyentes y discípulos de Cristo, si queremos seguir caminando con Él, si queremos decirle con el alma que sí al Señor”.

Es la noche de la Pascua la que ilumina todo, continuó el Obispo y afirmó que la entrega radical de Jesucristo “por eso la Cuaresma, no es un tiempo de la penitencia por la penitencia, como para intentar nosotros ser mejores, ese es un error. ¿Quién de nosotros podría ser mejor de lo que es, sin la ayuda de Dios?. La Cuaresma consiste en colocarnos más confiadamente más cerca del Padre, quien siempre nos está llamando para poder conversar con Él lo que hoy día nos está ocurriendo, y poder decirle que lo amo porque descubro que Él me ama”.

“No hay cambio, no hay trasformación de vida si no está presente, en primer lugar, el amor. Los otros cambios serán por temor, miedo, conveniencia o política correcta, pero eso no es de cristianos. La conversión de un corazón cristiano ocurre cuando nos damos cuenta que Dios nos ama (…) el corazón se abre a Dios, cuando nos dejamos penetrar por lo que él quiere de nosotros. Cuando le preguntamos ¿qué quieres Señor?, Él nos invita a este camino cuaresmal, entonces preguntémosle ¿por dónde hemos de caminar Señor y propone el Evangelio y las lecturas, un camino con tres características que son importantes de recordar: el camino confiado en el Señor, que te lleva hacia dentro de ti, la misericordia”, aseguró el Obispo.

“Tu camino recórrelo con confianza porque tu Dios no te apunta con el dedo, sino que es que te ama tal como eres. Conoce antes tú mismo, tus reacciones, tus miradas, lo que piensas, lo que dices. Ante el Señor nada de nuestros crímenes se ocultan, y así conociéndonos como somos profundamente, así no ama. Por eso el que descubre el amor, puede confiar. La Cuaresma es un camino que se hace a través de la confianza”.

“Segunda característica es el camino que va hacia adentro. No te coloque en las esquinas de las plazas, de las calles, no hagas alarde por fuera, lo que estás haciendo en tu interior, toma contacto con este Dios que es tu Padre, y dialoga con toda sinceridad y honestidad con Él. Entra en tu interior, y para conversar con Dios como con un amigo”.

En tercer lugar, continuó el Obispo de Iquique, “está la característica de la misericordia. Este camino hazlo como lo hace tu Padre contigo, que no te apunta con el dedo, sino que te abre los brazos, y comparte su perdón y misericordia contigo. Entonces tú, hazlo de la misma manera; vive y practica con más intensidad la misericordia que brota del corazón. La Cuaresma es un tiempo precioso para dar más por los enemigos, por los que me caen mal, por lo que me han ofendido. Es un tiempo extraordinario para salir de tantos de mis egoísmos”.

Estas tres características son las que “nos permiten cambiar y convertir el corazón. La Iglesia necesita ser más testimonio de Jesucristo, y nosotros requerimos, en medios de sociedades que cada vez creen menos en Dios, dar un testimonio sencillo, humilde y coherente de los que creemos”, finalizó monseñor Ordenes.

Campaña de Cuaresma de Fraternidad

Asi mismo, monseñor Órdenes se refirió a la Campaña de Cuaresma de Fraternidad y llamó a los fieles católicos especialmente a ser generosos con el hermano “en estas cajas que se entregan, no se debe depositar lo que el vuelto o lo que sobre, sino lo que desde el amor el Dios yo quiero compartir con los demás”.

Esta nueva campaña 2011, está nuevamente destinada a los jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad social. Con lo que se recaudó el 2010, de lo cual el 60% quedó en la diócesis, se lograron realizar 22 proyectos en las distintas zonas de la región: Iquique Alto Hospicio, la Pampa y las Caletas.

“Con el 40% de los fondos que se envían al Fondo Nacional en Santiago, nuestra diócesis fue beneficia con un proyecto de mayor envergadura para la Pastoral Juvenil Diocesana. Por ello, sigamos trabajando en comunión para que este año podamos realizar otros proyectos que ayuden a nuestros jóvenes”.

Fuente: Comunicaciones Iquique


Iquique, 10/03/2011

 
Galerías Fotográficas