/
/
/
/
/
/
   
Diócesis de Iquique celebró Jueves Santo

En profunda reflexión los cristianos católicos de la Diócesis de Iquique conmemoraron la institución de la Última Cena del Señor, en los diversos decanatos.
Viernes 22 de Abril del 2011
  
Las uvas, el pan y el vino fueron los signos que estuvieron presentes en todas y cada una de las celebraciones que la Iglesia diocesana realizó este Jueves Santo, en que los creyentes compartieron estos alimentos del mismo modo que Jesús lo hizo con sus discípulos.

En esta memoranza de la fe católica, con la cual se el Hijo de Dios instituyó el gran misterio de su Cuerpo y su Sangre, para quedarse para siempre entre sus fieles, también instituye el sacerdocio y deja el gran mandamiento del amor. Con esta celebración el mundo católico dio inicio a los días centrales de la Semana Santa.

En este Jueves Santo, el Obispo de Iquique dijo que “hemos venido repitiendo este encuentro con Jesús, este encuentro de intimidad con el Maestro que es la Eucaristía. Siempre lo hacemos invocando su nombre y por la fuerza de su presencia, pero esta noche lo hacemos de una manera distinta; haciendo la memoria de esa intimidad del Señor con los suyos, en donde también nos dijo que nos amáramos unos a otros y, para dar testimonio del amor que no tiene limites, se quitó el manto se puso un delantal de sirvientes y comenzó a lavar los pies de los suyos”.

“Esta noche hemos sido invitados a lo mismo: a ponernos junto a Cristo en la intimidad de su mesa para partir con Él el pan, y también con Él la vida:no hay amor más grande que dar la vida por los suyos. ¿A quién tendrías que darle tu vida? ¿A quién tendrías que darle lo que tú eres y lo que tú tienes. Tu familia, tus hijos, los que viven contigo, tus compañeros de trabajo?. Por muchas partes el Señor nos invita a amar con mayor radicalidad, pero este amor no es posible si nosotros no estamos dispuestos a amar más allá de nosotros mismos”.

Fuente: Comunicaciones Iquique


iquique, 22/04/2011

 
Galerías Fotográficas