/
/
/
/
/
/
   
Nuevo Colegio Diocesano Nazaret fue bendecido e inaugurado en El Boro

Con música, canto y danza, niños y niñas del colegio Diocesano Nazaret, participaron de la bendición e inauguración de su nueva casa educacional en el sector de El Boro, en Alto Hospicio.
Jueves 28 de Abril del 2011
  
Mil 600 millones de pesos fueron invertidos en la construcción del nuevo establecimiento escolar que, este jueves 28 de abril, fue bendecido e inaugurado en una solemne y alegre ceremonia, donde estuvo presente la familia de Leonard Mahoney, impulsor y benefactor de dicha obra.

Durante siete meses se llevaron a cabo las faenas de construcción de este nuevo colegio que beneficiará a niños y niñas del sector El Boro de Alto Hospicio, donde podrán desarrollar sus aptitudes físicas, intelectuales y artísticas.

El nuevo Colegio Diocesano Nazaret, financiado por la empresa minera Cordillera, cuenta con una matricula cercana a los 300 alumnos, quienes asisten a los cursos que van desde el Kinder hasta Octavo año básico, situación que de acuerdo a su director; Sergio Trujillo, se irá avanzando de manera paulatina hasta impartir también toda la enseñanza media.

También agradeció la oportunidad de “ser el primer Director de este hermoso colegio. Lo recibo con la satisfacción de un hombre que cree firmemente en la grandeza de los niños, niñas y de las familias de este lugar de El Boro”.

“Fue un camino muy largo, con muchas dificultades, pero paso a paso con una constancia tenaz, sin perder nunca la esperanza de poder llegar, a este día de hoy a decirles: ya estamos acá, ahora vamos a caminar juntos”, afirmó Trujillo.

Durante la ceremonia además fueron entregados algunos reconocimientos por el apoyo y el trabajo realizado, además de la bendición papal que el Santo Padre envió para el Colegio Diocesano Nazaret de El Boro.

En la oportunidad también monseñor Marco Antonio Ordenes agradeció “en primer lugar a Jesucristo, gracias Señor porque nos has permitido encontrarnos contigo y abrazarte en el rostro de estos niños y niñas, de este barrio, de esta realidad de Alto Hospicio que necesitaba una mano generosa y que requiere de tu valentía, de tu esperanza, de tu salvación, de la plenitud de tu vida”.

“Gracias también Señor Jesús por los instrumentos que colocaste en el camino para hacer la obra de este colegio. Gracias por don Leo, que hora está contigo en el cielo y que comparte nuestra alegría y el gozo de ver construido este colegio, y comenzado el trabajo de poder educar en fe y en calidad. Gracias por todas las personas que han contribuido en la minera Cordillera, a todos los directores de la Fundación que hemos creado y que con sabiduría, inteligencia creatividad y audacia, están contribuyendo para que busquemos los caminos que Dios quiere”, señaló el Obispo de Iquique.

Así mismo agradeció al padre Guillermo Fajardo por su trabajo como Vicario General “y por acompañarme y juntos llevar este proyecto de fe adelante. Gracias a las autoridades que han colaborado, a todos los servicios que nos han abierto sus puertas y que escucharon nuestras súplicas”.

- Ver más fotografías

Fuente: Comunicaciones Iquique


iquique, 28/04/2011

 
Galerías Fotográficas