/
/
/
/
/
/
   
Un llamado a la reflexión, el diálogo y la acción eficaz hizo el Obispo de Iquique en la Acción de Gracias por las Glorias Navales

Por todos los caídos en la rada de Iquique y por las actuales autoridades, fuerzas sociales y empresarios, para que “tengan la capacidad de una verdadera reflexión, diálogo y acción eficaz, que mira el bien común”, fue la oración que monseñor Marco Antonio Ordenes, junto a los fieles diocesanos, elevó este 20 de mayo en la Catedral Inmaculada Concepción.
Sabado 21 de Mayo del 2011
  
Con el libro que contiene la partida de defunción de Arturo Prat y el emblema patrio, adornando el presbiterio, se inició la procesión de entrada al templo mayor de Iquique para celebrar la solemne liturgia de Acción de Gracias por las Glorias Navales, para pedir a Dios por quienes murieron en el Combate Naval de Iquique y su descanso eterno.

En la celebración, presidida por el Obispo Castrense, integrantes de la Armada, como signo de la luz y presencia del Señor en el mundo, llevaron hasta el altar diez cirios y la súplica del pueblo iquiqueño por el alma de todas las personas que ofrendaron su vida a la Patria y para que la sangre derramada por ellos, sea semilla para que germine la paz y el bienestar de todos los chilenos y los hermanos de los países vecinos.

De la misma forma, y en un momento de profundo silencio por el toque de la trompeta, el Ministro de Defensa Nacional Andrés Allamand, el Ministro de Cultura Luciano Cruz Coke y las principales autoridades civiles y militares de la Región de Tarapacá, además del pueblo asistente, oraron mientras el monseñor Juan Barros Madrid colocó una lámpara encendida junto al libro de defunción de Arturo Prat.

Durante la celebración y la Iglesia Iquiqueña elevó su plegaria para que vivir con una auténtica preocupación por el bien común, para que así los esfuerzos públicos y privados, busquen una economía que promueva la equidad, la responsabilidad social, el resguardo del medio ambiente, y el desarrollo de una política que promueva el diálogo, el respeto y la tolerancia.

También pidió por la región de Tarapacá para que su desarrollo se vea favorecido por un diálogo plural y constructivo, que lleve a cuidar la ecología ambiental y humana, que permita dar pasos de verdadera preocupación por el presente y el futuro de todos.

Homilía de Monseñor Órdenes
Convocados una vez más para orar por los héroes de la Patria en la Catedral de Iquique, monseñor Marco Antonio Ordenes destacó la importancia de guardar la memoria del pasado y el testimonio de entrega y heroísmo porque con ello se fortalece la identidad de esta ciudad, de la región y del país.

También señaló que la noticia recibida por Prat: “humos al norte”, dio pie para “la muestra de heroísmo y entrega que la historia es testigo. Las noticias siempre provocan en nosotros una reacción que si no estamos atentos, pudiera llevarnos a caer en la indiferencia, la indolencia e incluso la falta de responsabilidad”, dijo el Obispo.

“Hoy, en una sociedad plural, llena de desafíos y profundos cambios culturales, las interrogantes también son profundas; pero a diferencia de los tiempos pasados, actualmente se nos exigen respuestas inmediatas, aceleradas, que llevan a correr el riesgo en diversos ámbitos del ser personal y social, de formular respuestas que no iluminen, entreguen sentido y cuiden en el largo plazo de todo lo que es verdaderamente humano”, agregó.

Los cristianos, añadió monseñor Ordenes, “proclamamos esta verdad: Sí, tú eres el que tenía que venir. Sí, tú eres el sentido y la plenitud de todo lo humano. Sí, tú eres el camino, la Verdad y la Vida para el mundo, para Chile, para nuestra querida región de Tarapacá. ¿Cómo proclamar esta verdad para que muchos la encuentren y crean en ella? El Evangelio muestra al Maestro con dos acciones totalmente unidas: el habla y la obra”.

Ante las evidentes noticias de una sociedad que cambia, de los grandes desafíos que debe enfrentar la nación, la región de Tarapacá, “¿Dónde buscar las respuestas?” preguntó el Obispo y continuó “ Jesús nos muestra un camino: la unidad coherente entre la palabra reflexiva y el obrar eficaz.
Se requieren palabras más llenas de sentido, con miradas de futuro y sincera búsqueda del bien para todos; y obras que sean el testimonio coherente de lo que se afirma”.

Todo esto implica la necesidad de personas que estén sujetas al bien, aseguró el pastor y explicó que los “humos al norte”, las noticias que traen inquietudes y desafíos, no pueden ser ignoradas o miradas sólo con parcialidad. “Hoy, en Chile y en nuestra ciudad, la situación del medio ambiente se constituye en una noticia que nos desafía a todos. Son humos que debemos juntos enfrentar. Y ¿cómo hacerlo, desde qué punto partir? ¡Hay tantas estrategias planteadas desde intereses particulares, ideológicos y económicos, que no parten del interés por el bien común! Para partir desde este punto ¿Por dónde ir? ¿Dónde están las respuestas?”.

“La región, el país, nos demanda enfrentarnos a preguntas más de fondo: ¿Cuál es modelo de desarrollo que queremos para el país y la región? ¿Cómo dialogamos entre desarrollo y bienestar que abarque verdaderamente a todos? ¿Cómo asumimos la responsabilidad integral de una verdadera ecología, ambiental y también humana, y las demandas de la misma población?”, afirmó el Obispo de Iquique y dijo que “Las respuestas técnicas y políticas tienen que ser pensadas desde la finalidad humana. Esto nos demanda a todos un logos reflexivo y un obrar eficaz”.

“Estimadas autoridades de la región, estamos ante un problema que no sólo es técnico, es un dilema ético ¿Cómo cuidar el medio ambiente y enfrentar la demanda de energía y desarrollo?. Prat, en lo profundo de su conciencia también enfrentó un dilema ético. Ante un adversario ostensiblemente superior y el deber que le demandaba la Patria ¿cómo actuar? ¿Qué camino decidir?. Las respuestas están en la medida que reflexionamos con seriedad y con visión de futuro. Las verdaderas respuestas se asoman cuando somos más fieles a nuestras conciencias y buscamos con responsabilidad el bien para todos”, aseveró el monseñor.

Al respecto también señaló que las respuestas verdaderas no están en los intereses creados, ni en las faltas de diálogo y respeto por la opinión y la palabra del otro. “No están en las simples descalificaciones del adversario. No están en las posturas que buscan el fácil crédito populista y el interés egoísta de unos pocos. Las respuestas están en la virtud del ejercicio de pensar, teniendo en el horizonte el alto valor del bien común, el respeto por la creación y el hombre; la verdadera preocupación por el progreso equitativo de todos”.

“Colocarnos en este modo de pensar, exige respuestas más dialogadas y consecuentes, acciones más esmeradas y eficaces. Políticas y obras, que miren más por el bien común, el bien de todos. Prat y sus hombres nos dieron un ejemplo de consecuencia entre la profesión de sus ideales y la consecuencia de sus actos. No buscaron el legítimo interés de sus propias vidas, sino más bien renunciaron a sí mismos por estar sujetos, al bien mayor, que era la Patria”, enfatizó.

Por otra parte, aludiendo las palabras de San Pablo: “Desde que nos hemos enterado de estas noticias rogamos por ustedes”, dijo: “para que tengan, autoridades, fuerzas sociales y empresarios, la capacidad de una verdadera reflexión, diálogo y acción eficaz, que mira el bien común”, y preguntó “¿Dónde encontrarán las respuestas?. Prat la encontró en lo más hondo de su ser, en el sagrario más íntimo de su yo, pero que estaba iluminado desde hacía ya mucho tiempo por el bien, y guiado por el Sumo Bien, que es Dios”.

“Oramos por ustedes, ciudadanos y autoridades, para que sean los nuevos héroes, que lograron enfrentar los humos de estos nuevos desafíos, respondiendo desde la sincera búsqueda del bien, con palabras justas y un obrar consecuente y eficaz”, finalizó el Obispo de Iquique.

Fuente: Comunicaciones Iquique


Iquique, 21/05/2011

 
Galerías Fotográficas