/
/
/
/
/
/
   
Calama reza por Bolivia y su gente
Viernes 10 de Junio del 2005
  
Adhiriéndose a la plegaria mundial por el hermano pueblo de Bolivia y su difícil situación social y política por la que atraviesa, la comunidad de Calama, junto a la colonia boliviana residente se unió en oración y celebraron la Eucaristía en el templo Catedral San Juan Bautista, presidida por el Obispo Guillermo Vera Soto.

El pastor agradeció la especial participación del Cónsul de Bolivia en Calama, Irma Herrera, recordando además, la gran cantidad de bolivianos residentes en la ciudad que han venido a trabajar y han formado su familia en estas tierras, que participan en la comunidad, en instituciones y en nuestra iglesia. “cómo no sentirse unidos a las preocupaciones de estos hermanos ante la difícil situación de su país, cuando allá están sus familias e hijos”, señaló.

Monseñor Guillermo Vera, al referirse al clamor de la Iglesia Universal por el vecino país, se refirió especialmente a los ruegos del Papa Benedicto XVI quien encomendó a la Santísima Virgen la esperanza y el llamado para que prevalezca el bien común, el sentido de la responsabilidad y la disponibilidad de diálogo abierto y leal.

Desde aquí rezamos por Bolivia y por su gente –añadió- por las decisiones tan importantes que en estas horas se deben tomar. Rezamos para que se eliminen aquellos velos que impiden que este país logre el entendimiento entre quienes son sus autoridades y deben reencontrarse a trabajar por el verdadero progreso y paz que todos queremos, dijo monseñor Vera.

Añadió estar convencido que las oraciones ante el altar contribuyen a la paz y los ruegos ante la Virgen María bajo el titulo de Urkupiña, madre tan querida en el vecino país y por los bolivianos que en Calama viven, nos dan confianza. Ella siempre procura que sus hijos se entiendan como hermanos y que las dificultades que en toda familia hay se puedan superar en el reencuentro.

Fuente: Comunicaciones Calama


Calama, 10/06/2005