/
/
/
/
/
/
   
Obispado de Chillán se pronuncia sobre sacerdote denunciado

Pastor Diocesano dio a conocer medidas adoptadas frente a denuncia de sacerdote y brindó apoyo a quienes se han visto afectados con situación que se investiga al interior de establecimiento educacional.
Jueves 12 de Abril del 2012
  
Ante las denuncias públicas sobre conductas impropias contra el presbítero Juan Alberto Arroyo Sanhueza, sacerdote de la Diócesis de Chillán, quien servía como capellán del Colegio de la Purísima Concepción, el Obispado de Chillán ha emitido en horas de esta tarde una declaración pública que señala lo siguiente:

"Una vez conocida la denuncia emanada desde la Dirección del Colegio, y tras reunirse con el sacerdote para conocer su versión de los hechos, el Obispo de Chillán, Monseñor Carlos Pellegrin, determinó como medidas precautorias:

1. La separación del sacerdote de su oficio de capellán del colegio.

2. La prohibición de seguir cumpliendo ejercicios públicos de su ministerio durante el tiempo que se extienda la investigación.

3. Y se instruyó una investigación previa para determinar si el hecho denunciado se configura o no como un delito desde la legislación canónica.

Junto a lo anterior, el Obispo de Chillán reitera su apoyo solidario a todos quienes se hayan visto afectados por esta situación, especialmente, las alumnas, profesorado, padres y apoderados, que integran la comunidad del Colegio de la Purísima Concepción.

Del mismo modo, acompaña en su corazón de pastor al padre Juan Alberto, por el momento que está viviendo, e invita a los fieles de la Diócesis a sumarse en especial oración para que se abran los caminos en la búsqueda de la verdad".

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 12/04/2012