/
/
/
/
/
/
   
En territorio parroquial de San Vicente de Paul:
Mal tiempo no afectó entusiasmo de comunidades que participaron en término de Visita Pastoral en Chillán

Si bien los fuertes vientos e intensas lluvias que azotaron a Chillán durante este fin de semana provocaron que una serie de actividades programadas para la ciudad tuvieran que suspenderse, ello no fue impedimento para que con gran entusiasmo la comunidad de la Parroquia San Vicente de Paul viviera en comunión el último de los tres días que comprendió la Visita Pastoral que desde el pasado viernes inició el obispo de Chillán, Mons. Carlos Pellegrin como parte de su recorrido por las comunidades parroquiales del decanato Chillán.
Lunes 28 de Mayo del 2012
  
La misa radial que se celebró este domingo desde muy temprano en la capilla San Mateo en la Pobl. Vicente Pérez Rosales, fue una muestra del fervor de los fieles que no se amilanaron ante las huellas que pocas horas antes había dejado el mal tiempo en la zona. “Estamos con sentimientos encontrados porque no podemos desconocer que algunos vecinos del sector no pudieron venir producto de lo que provocó en sus casas el mal tiempo, pero también fuimos varios los que tuvimos la dicha de llegar hasta acá a compartir con nuestro pastor, cuya visita significa una inyección de energía a la comunidad para seguir trabajando pastoralmente con las comunidades”, destacó Daniel Gutiérrez, representante de la capilla San Mateo.

Las fuertes rachas de viento que provocaron serios daños en la región y particularmente en la capital de Ñuble, también obligaron a interrumpir por la tarde del sábado el programa de la visita, el que fue retomado el domingo en el marco de la celebración de Pentecostés, donde además se confirió el sacramento de la confirmación a los jóvenes, esta vez en el mismo templo de la Plaza La Victoria y que vino a cerrar la visita misionera con una masiva asistencia.

Monseñor Pellegrin dijo que en este caso, el compartir de tres días se vive en un territorio parroquial que es esencialmente urbano, lo que da cuenta de la diversidad y la variedad que tiene la Iglesia diocesana. “Ha sido una visita pastoral diferente… ha tenido la característica de ser una parroquia ubicada en el corazón de la ciudad, donde se pueden reconocer rápidamente los desafíos de la evangelización en el contexto de la ciudad: mucho cemento y bastante sentido de aislamiento entre las personas que se ve en el poco conocimiento que tienen unas de otras a pesar de vivir tan cercas, de ahí la importancia de nuestra Iglesia y su misión renovada”, subrayó el obispo.

Un encuentro diocesano con movimientos eclesiales, como también con alumnos de establecimientos educacionales como el Liceo Marta Brunet y la Escuela Juan Madrid; y visitas a adultos mayores y a enfermos, fueron parte de esta segunda visita pastoral del año que encabezó el pastor diocesano y en la que siempre estuvo acompañado del párroco Luis Concha. El sello de diversidad en lo urbano del recorrido, lo marcó la visita a UNPADE (Unión de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad Intelectual) donde la autoridad eclesiástica conoció del trabajo que realiza esta institución en pos de integrar a la sociedad a niños y jóvenes con capacidades distintas.

Las próximas visitas del calendario pastoral continuarán el 8, 9 y 10 de junio en la parroquia San Bernardo de Chillán Viejo. Y en la parroquia Sto. Domingo, los días 22, 23 y 24 del mismo mes.

Fuente: Comunicaciones Chillán



Chillán, 28/05/2012

 
Galerías Fotográficas