/
/
/
/
/
/
   
Revelador diagnóstico de la realidad de los jóvenes dio a conocer Monseñor Chomalí

En conferencia dictada en Colegio La Purísima de Chillán:
Viernes 17 de Agosto del 2012
  
“En qué están los jóvenes y por qué”, se denominó la conferencia que en Chillán ofreció el arzobispo de Concepción, Monseñor Fernando Chomalí, tras entregar reveladores datos y un completo diagnóstico de la realidad que viven los jóvenes en la región del Biobío y en el país.

La charla que se enmarcó en el año de la Misión Joven, fue organizada en conjunto entre la Vicaría Pastoral y la Vicaría para la Educación del Obispado de Chillán, y contó con un gran marco de público, entre ellos, sacerdotes, diáconos permanentes, agentes pastorales, Jóvenes de Movimientos Parroquiales, comunidad de Colegios Católicos de la Diócesis, y público en general que llegaron hasta las dependencias del Colegio La Purísima.

En primer término Mons. Chomalí abordó ciertos aspectos que como sociedad hoy vivimos, comparando el contexto actual con el de décadas pasadas. Mencionó la situación matrimonial en Chile que es muy compleja, recordando que en 1990 había 104 mil matrimonios civiles, y en 2009 disminuyeron a 57 mil. “Es decir hay una baja similar al 40%. Este año hubo 53 mil divorcios. Esto tiene un tremendo impacto en un hogar separado o divorciado”, señaló, agregando que “hoy son más las personas que quieren vivir solas”. A ello se suma que la natalidad ha descendido bruscamente. En 1952 era de 30 por cada mil habitantes y hoy, 14,8 por mil habitantes.

Otro de los aspectos que destacó fue el nivel de pobreza que aún persiste en nuestro país, y particularmente en la región, donde 113.542 jóvenes (22% de un total de 506.883) son pobres en Biobío. Responsabilizó a la estructura social actual como la que impide a los jóvenes cumplir sus anhelos fundamentales como trabajar, amar e integrarse a la sociedad.

Es por eso que enfatizó que se trata de una tarea urgente y de todos. “Urge preocuparse y ocuparse de los jóvenes a todo nivel. Es una invitación a los adultos, pensar qué futuro le vamos a dar a las generaciones que vienen. La sociedad será lo que son los jóvenes hoy”.
También se refirió a otros indicadores nacionales como la alta prevalencia del consumo del alcohol, señalando que entre los 12 y 18 años se registra un 31,1% y entre 19 y 31 años, un 75%; y el maltrato y el abuso sexual infantil. Hizo notar que en Chile se denuncian anualmente 10 mil abusos sexuales al año.

De igual forma reveló que 670 mil jóvenes en Chile no estudian, no trabajan y no buscan trabajo, por lo que llamó a promover la educación para ofrecer mejores oportunidades. “Esta es una gran herida que tenemos. Chile ha crecido mucho, pero no podemos quedarnos sólo en los números, sino también en las personas. Todos tenemos que hacernos cago como país”, subrayó, haciendo hincapié en la problemática del embarazo adolescente, de los miles de jóvenes imputados, y del aumento de casos de VIH/SIDA.

En su análisis, detectó que otro de los problemas que enfrenta la juventud, son las deudas. En la región, el 56% de los jóvenes posee deudas impagas o por pagar. “Es lamentable que la mayoría no está endeudada por sus estudios, sino por las casas comerciales”, acusó.

Ante esta realidad, es que el Arzobispo hizo un llamado a promover la familia y su estabilidad; la educación pública (estatal) de calidad y gratuita para todos; la creación de fuentes de trabajo para los jóvenes; actividades que los involucren como protagonistas; y la formación de líderes. Sólo de esta manera, concluyó Chomalí, se podrá dar respuesta a lo que desean los jóvenes para alcanzar la felicidad, como es el anhelo de estudiar, trabajar y tener una familia.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 17/08/2012

 
Galerías Fotográficas