/
/
/
/
/
/
   
Contacto directo con los más necesitados marcó celebración del Día Nacional de la Solidaridad en Chillán

Como ya es costumbre, en Chillán, el Día Nacional de la Solidaridad y la Fiesta de San Alberto Hurtado, se celebró este año no sólo con la tradicional misa junto a instituciones de voluntariados y comités de acción fraterna que trabajan en la provincia de Ñuble, sino además con instancias que permitieron a todos los integrantes de la Iglesia palpar la realidad que viven a diario los más necesitados.
Lunes 20 de Agosto del 2012
  
Es así como en su primera intervención en la Catedral el obispo Carlos Pellegrin agradeció la incansable labor realizada por estas instituciones e invitó a reflexionar sobre el lema de este mes “Construyamos Justicia Social”, a la luz de los desafíos aún pendientes en nuestra sociedad chilena, respecto a la dignificación de todo ser humano.

“Nuestro Chile de hoy ciertamente es diferente al país que conoció el Padre Alberto Hurtado, sin embargo, persisten en nuestra sociedad situaciones de injusticia, postergación, y pobreza, que requieren la atención particular de toda nuestra sociedad. El Padre Alberto Hurtado, ciertamente tendría un mensaje cuestionador y desafiante para cada uno de nosotros”, señaló en su homilía el pastor diocesano.

La eucaristía finalizó con la bendición de los voluntarios asistentes y de sus estandartes, y las palabras de ánimo del pastor diocesano para que continúen con esta labor que engrandece a la diócesis de Chillán y a sus habitantes.

Posteriormente, siguiendo y promoviendo el ejemplo de San Alberto Hurtado, el obispo, en compañía del director del área social del Obispado de Chillán, padre Héctor Bravo, sostuvieron un almuerzo con personas en condición de vulnerabilidad social de la Capilla San José de la Pobl. Zañartu en el sector Ultraestación.

Al lugar como cada año concurrió un gran número de adultos mayores, entre ellos, Berta Irribarra, vecina del sector de 103 años de edad, quien pudo compartir de cerca y recibir el mensaje del pastor de Ñuble.

Pero lo que sin duda -al cierre de la jornada- graficó el espíritu que en este mes de la Solidaridad busca promover la Iglesia en Chillán, como es el contacto directo con los postergados, llevándolo en una actitud de vida permanente durante todo el año, fue el gesto simbólico que ofrecieron los funcionarios del Obispado de Chillán, tras preparar y ofrecer una cena solidaria a las decenas de personas en situación de calle que durante la noche llegan hasta la Hospedería San Vicente.

Tal iniciativa se enmarcó en las diversas acciones que durante este Mes de la Solidaridad ya ha emprendido la Iglesia. La próxima será este miércoles 22 de agosto a las 12.00 horas, cuando el obispo visite a los adultos mayores del Hogar de Ancianos José Agustín Gómez en las cercanías de la parroquia San Francisco.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 20/08/2012

 
Galerías Fotográficas