/
/
/
/
/
/
   
Monseñor Donoso convoca a un Año Jubilar a la Espera del 25º Aniversario del Seminario Santo Cura de Ars

Por medio de una Carta Pastoral de dos páginas, el Arzobispo de La Serena llamó a los fieles a ser actores relevantes en el desarrollo y crecimiento del Seminario Diocesano, especialmente durante este año de celebración rumbo a las Bodas de Plata.
Jueves 04 de Agosto del 2005
  
Hoy jueves 4 de agosto, día del Santo Cura de Ars, patrono de los párrocos, la Iglesia de La Serena celebra un hito importantísimo, 24 años desde que, en 1981, Monseñor Juan Francisco Fresno reabriera definitivamente el Seminario Mayor Diocesano.

Después de una serie de cambios y modificaciones, el Seminario se encuentra hoy a cargo del Padre Cristián Montenegro y cobija a 17 jóvenes que, en distintos momentos cada uno, se encaminan hacia el sacerdocio.

Monseñor Donoso, Arzobispo de La Serena, quien siempre ha manifestado un especial cariño por el seminario, ha querido hacerse presente en esta importante celebración y ha entregado a los fieles de esta arquidiócesis una Carta Pastoral, convocando a un año jubilar a la espera del 25º aniversario de esta entidad formativa.

En su misiva de dos páginas Monseñor Donoso afirma que el motivo de este tiempo especial es “dar gracias al Señor por su generosidad y cuidado cariñoso sobre nuestro Seminario Mayor, que forma servidores para Su viña. Agradecer y orar por esta obra; trabajar por ella y por las vocaciones, será lo que hagamos en este año”.

Respecto de la participación que deben tener los fieles de esta arquidiócesis en este año jubilar, Monseñor Donoso, en su carta, es claro afirmando que “los convoco a ser creativos y a desarrollar nuevas formas de cercanía con el Seminario y sus seminaristas… Los invito a sentir esta obra como propia. Deseo que este año sea el momento propicio para renovar nuestro compromiso con la oración por las vocaciones sacerdotales y religiosas; para sentir cercanos a los seminaristas, miembros de familias de nuestras parroquias y comunidades; y a ayudar a la Arquidiócesis a proporcionar también las necesidades materiales que una institución de estas características posee”.

Por último, Monseñor Donoso señala que “a María, Madre de Dios, Nuestra Señora del Rosario de Andacollo confiamos a los sacerdotes y a nuestro Seminario, para que en él se formen presbíteros, que, insertos en el corazón de la comunidad, sean fiel reflejo del Buen Pastor y trabajen sin cesar por la comunión a la que estamos llamados todos”.

Ver texto Completo de la Carta
http://www.iglesianoticias.cl/noticias.php?id=142

Fuente: Comunicaciones La Serena


La Serena, 04/08/2005