/
/
/
/
/
/
   
Nuncio Apostólico celebra Jubileo de colegio en Temuco

En la Catedral de Temuco se realizó la celebración de los 75 años del colegio Madre Admirable, Eucaristía que fue presidida por el Nuncio Apostólico Monseñor Ivo Scapolo.
Sabado 03 de Noviembre del 2012
  
El Nuncio manifestó su alegría de poder festejar dicho jubileo “agradezco la invitación de presidir esta celebración como representante del Santo Padre y vivir junto a ustedes, junto al Padre Obispo Manuel Camilo Vial de celebrar este Eucaristía por los 75 años de este importante colegio y he aceptado porque sé que la invitación es un signo de cariño hacia el Santo Padre Benedicto XVI, quien es signo y fundamento de unidad de la Iglesia”.

Señaló además que “ María es la Madre de Jesús, es nuestra Madre y vemos en este colegio toda la educación que ofrecen a estas niñas para descubrir a María y ésta es una gran ocasión para renovar nuestra actitud , nuestra confianza de amor hacia la Virgen, Madre de Jesús, Madre de la Iglesia… en este colegio las hermanas se preocupan de inculcar a las jóvenes los aspectos de María que ellas deben imitar, sus virtudes, sus actitudes y también nosotros debemos hacer en nuestras vidas y en este importante momento de la Iglesia, de mirar a María y ver su fe, esperanza, caridad y virtudes”.

“La Iglesia también es Madre y Maestra, porque gracias a la Iglesia es que cada uno de nosotros ha podido recibir el Sacramento del Bautismo y nos ha permitido ser parte de esta gran familia, es gracias a la Iglesia en que nosotros podemos acceder a la gracias divina y recibir del Señor tantas bendiciones y todos tenemos que amar y respetar a nuestra Iglesia como a nuestras madres”, agregó el Nuncio Apostólico.

Monseñor Ivo Scapolo llamó a “escuchar lo que la Iglesia dice mediante el Papa, mediante los Obispos y amar a la Iglesia como a nuestra madre, como a nuestra maestra , el verdadero amor es escuchar lo que los padres dicen a sus hijos, escuchar sus consejos, sus recomendaciones y por consiguiente vivir una vida coherente con lo que nos han enseñado, entonces todos tenemos esa responsabilidad de conocer lo que la Iglesia enseña y estamos viviendo el Año de la Fe, y la Iglesia nos está invitando a conocer más a Jesús, conocer las indicaciones, las propuestas que nos ofrece la Iglesia para que nuestra fe pueda tener una raíz más profunda y poder enfrentar los desafíos que la sociedad presenta”, señaló.

Al concluir sus palabras, el representante de SS Benedicto XVI en nuestro país agradeció a todas las hermanas del colegio y recordó a las educadoras que han pasado por estos años en este establecimiento, quienes han amado y educado a tantas niñas en la vida cristiana y llegar a ser verdaderas imitadoras de la Virgen María”.

Por su parte, la Directora del colegio Madre Admirable, la hermana Claudia manifestó “ una gran alegría de poder celebrar los 75 años del colegio Madre Admirable, además porque toda la familia Mariana está con mucha gratitud por las bendiciones de la Mater en nuestro colegio y nos hemos reunidos todos para dar gracias … todos estos años han sido maravillosos de educar a tantas niñas y todas ellas quieren su colegio y llevan su sello mariano en el corazón y en todo su actuar”.

La Eucaristía que se celebró el miércoles 31 de octubre, fue concelebrada por el Padre Obispo Manuel Camilo Vial, el Vicario General Padre Giglio Linfati, el Vicario Pastoral, Padre Rogelio Henríquez y Sacerdotes de Schoenstatt, en un Templo Catedral pleno de feligreses donde además se contó con la presencia del Seremi de Educación, Eduardo Zerené.



Hace 75 años…

En el año 1936, un grupo de seis hermanas alemanas llegó a establecerse en Temuco. Habían sido enviadas por el Padre José Kentenich, fundador del Instituto Secular de Schoenstatt, Hermanas de María, para extender la obra y misión de Schoenstatt en Chile.

El entonces Obispo de la Diócesis, Monseñor Alfredo Silva Santiago, las ubicó en Pueblo Nuevo en la calle David Perry.

El año siguiente, en medio de la pobreza, las Hermanas abren la Escuela, que recibió el decreto cooperador Nº 4306 del 21 de noviembre de 1961. La Escuela fue colocada bajo la protección de la Madre Tres Veces Admirable, en ese tiempo llamado colegio Mater Admirabilis.

La escuela se ha caracterizado desde su nacimiento, por ser un colegio católico, inspirado en la espiritualidad de Schoenstatt, dedicado a la formación de mujeres cuyo gran objetivo es ofrecer una educación básica de excelencia católica mariana a niñas de nivel socio económico medio, que les permita un compromiso activo con su desarrollo personal y con la sociedad.

La escuela es un establecimiento abierto a la comunidad y a los proyectos del ministerio, participa de la red Enlaces CONACE, y del servicio médico y de alimentación de la JUNAEB, también establece convenios y redes de apoyo con universidades y liceos, favoreciendo así el logro de una mejor educación.

Como colegio católico imparte una educación integral de la persona a través de la asimilación crítica y sistemática de la cultura, teniendo a Cristo y María como centro y fin de toda formación auténticamente humana y cristiana.


Temuco, 03/11/2012

 
Galerías Fotográficas