/
/
/
/
/
/
   
XX Jornada Mundial de la Juventud
El Padre Hurtado también está presente en Colonia 2005

Así como en Chile este 18 de agosto se celebra el día de la solidaridad en honor al Padre Alberto Hurtado, también en Alemania los peregrinos chilenos han llevado el testimonio del jesuita al viejo continente.
Miercoles 17 de Agosto del 2005
  
El Padre Hurtado no sólo será un santo para Chile, sino también va a ser un ideal de vida para todos los católicos del mundo, dijo Monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo Presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil presente en Colonia. “Al momento de canonizarlo, el Papa lo propondrá como ejemplo para todos los católicos”. Añade, “él muestra que la santidad es posible”. El próximo 23 de octubre, el Padre Hurtado pasará de beato a santo y con ello a ser un ejemplo a seguir para la Iglesia Universal.

Los peregrinos chilenos en Alemania lo tienen claro, por eso, cada uno de ellos llevó un altar con la figura del jesuita, de Santa Teresa de Los Andes y de Laura Vicuña, junto con la oración del Padre Hurtado en alemán. En la mochila de los peregrinos también llevaban un pañolín alusivo al jesuita. Muchos de los jóvenes se lo regalaron a personas significativas para ellos durante la visita a la arquidiócesis de Friburgo. Ese es el caso del profesor Claudio Gutiérrez, quien llegó a Alemania de la mano de doce alumnos del colegio San Vicente de Paul, ubicado en Estación Central. Para él, han sido muchas las personas que lo han hecho sentir en casa acá en Alemania, pero un matiz especial lo tiene Evelyn, integrante de la comunidad católica de Opperhause, que a pesar de no saber inglés con gestos y mucho cariño les sirvió la comida y les mostró los lugares más lindos de su ciudad. “A ella le regalamos el pañuelo del Padre Hurtado y Evelyn lo usaba en el cuello”, relata contento, “porque ha sido una de las personas más serviciales que he conocido en Alemania y si hay algo que caracteriza al Padre Hurtado es su servicio a los más necesitados”.

Algo parecido le ha pasado al Padre Patricio Narváez, asesor de Pastoral Juvenil de la Zona Cordillera. Cuenta que el altar con el pañolín es parte de los obsequios de los peregrinos hacia las familias alemanas que los han recibido en sus casas. Algunos jóvenes entregaron ambos símbolos al conocer a sus “papás” y “mamás” alemanes y otros aguardan el momento de la despedida. De alguna manera, ellos simbolizan lo que es Chile y la espiritualidad de nuestra Iglesia. Monseñor Contreras puntualiza que todos los santos son distintos entre sí, pero pertenecen en una corriente de vida que es la Iglesia chilena. El Padre Patricio agrega que los alemanes comprenden de inmediato el sentido del regalo cuando se les explica que el Padre Hurtado hacía una gran labor social.

Nicolás Emden es una persona muy espiritual y también un creador. Está en Alemania con la intención de hacer una experiencia espiritual de encuentro con otras culturas y con el Papa Benedicto XVI. Como estudiante de música en la Escuela Moderna le pidieron hacer una canción para el disco recientemente editado “Un fuego que enciende otros fuegos” inspirado en escritos inéditos de Alberto Hurtado. Como alumno de un colegio jesuita, Nicolás ya conocía al Padre Hurtado, pero leyendo sus anotaciones, lo que le impresionó fue la caridad del beato. Así nació la canción que incluyó en el disco “Para llenar la vida”. Manifiesta que lo que más le llamó la atención fue el trozo que decía que “lo único importante para llenar la vida es el amor. Me identifiqué con eso, tomé partes textuales del escrito y otras cosas las adapté. Es un honor saber que una persona como él, un santo, vivió en Chile”. Añade, lo más impactante “es el amor con que vivía, su capacidad de querer a concho a quien sea”.

Más información: www.colonia2005.cl

Fuente: Comunicaciones Colonia 2005


Colonia, 17/08/2005