/
/
/
/
/
/
   
“La Iglesia no está dirigiendo los votos de los católicos”, afirma Mons. Andrés Arteaga

Obispo auxiliar de Santiago, integrante de la Comisión Doctrinal y de la Comisión Fe y Cultura de la Conferencia Episcopal, presentó en Chile el documento de la Santa Sede sobre el compromiso y la conducta de los católicos en la vida política.
Jueves 16 de Enero del 2003
  
El Obispo Andrés Arteaga afirmó que la Iglesia no pretende dirigir los votos de los católicos ni limitar su libertad de opinión, sino iluminar la conciencia de los cristianos para hacer posible una coherencia entre su fe y su vida.

Mons. Arteaga, junto al Presidente de la Comisión Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal, Eugenio Díaz, presentaron la “Nota doctrinal sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política” de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, publicada hoy en la Santa Sede.

Aclaró Mons. Arteaga que la Nota Doctrinal es un documento práctico que no contiene recetas ni órdenes, sino que recoge aportes para iluminar la conciencia de los obispos, de los católicos en general y particularmente de los católicos que trabajan en la vida política.

Se trata de un documento que no pretende reproponer la enseñanza de la Iglesia que está resumida en el Catecismo de la Iglesia Católica, sino más bien recordar los principios cristianos que inspiran la conciencia para la actuación en política, explicó.

Afirmó, asimismo, que la Nota Doctrinal no se propone decir por quién hay que votar. Su propósito, puntualizó, es iluminar sobre la participación activa y responsable de los católicos en la vida políticas, basada en los principios de la fe cristiana y del evangelio.

Frente a la desconfianza ciudadana hacia los políticos, el Obispo Auxiliar de Santiago lamentó que la actividad política caiga en un desprestigio que se hace extensivo a toda la vida social. “¿Quién va a construir entonces la vida política si no son los políticos? ¿La demagogia, el populismo, el autoritarismo, los poderes fácticos?”, se preguntó Mons. Arteaga.

Al respecto, consideró el obispo que la Nota Doctrinal debiera ayudarnos en Chile a elevar la discusión con apertura, madurez cívica, altura de miras y conciencia de país.

“Estamos muy encerrados en cosas concretas, dolorosas por cierto; no hay que cegarse a ellas, pero tenemos que elevar el debate, tenemos que reflexionar sobre qué significa la política, por qué queremos las leyes, qué es el bien común, el bien de la persona y de la sociedad democrática”, sostuvo Mons. Arteaga.

Un llamado al compromiso de los laicos

Destacó el Obispo que la Nota Doctrinal trata a los cristianos como adultos, iluminando la conciencia, para que cumplan su misión en las tareas temporales.

Este aspecto le mereció especial significación a Eugenio Díaz, Presidente de la Comisión Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Chile. A su juicio, el documento pontificio constituye un llamado a los laicos católicos a comprometerse en la actividad política.

“Considerando las valoraciones desmedradas que se hacen hoy en Chile de la actividad política, los católicos tenemos el deber moral de participar en ella como una actividad de construcción del bien común de nuestra sociedad”, destacó Eugenio Díaz.

Agregó que los vicios que se pudieran presentar en la actividad política no se corrigen retrayéndose de la participación sino asumiendo un compromiso honesto con el bien común que permite corregir las situaciones incorrectas.

Destacó Eugenio Díaz que la autonomía que la Iglesia reconoce a los laicos en el actuar político no puede ser nunca una autonomía de la moral ni del Evangelio.

Ver Nota Doctrinal

Fuente: Prensa CECh


Santiago, 16/01/2003