/
/
/
/
/
/
   
Enviados por Cristo a proclamar su Evangelio a todos los pueblos

Matías Vergara, Marlo Beltrán y José Ignacio Fernández fueron ordenados diáconos en tránsito al presbiterado en la Eucaristía que se celebró en la catedral de Talca, el domingo 25 de noviembre, fiesta de Cristo Rey.
Lunes 26 de Noviembre del 2012
  
En una catedral llena de gente, familiares de los diáconos y miembros de diversas comunidades, la Misa fue presidida por el Obispo de Talca Monseñor Horacio Valenzuela, quien señaló que en la celebración de Cristo Rey recibimos el regalo de tres diáconos en camino al sacerdocio, “quienes son fruto de la oración y misión de nuestra Iglesia diocesana. En sus familias y comunidades acogieron la invitación del Buen Pastor para estar con Él y ser enviados a evangelizar. Gracias a los sacerdotes que los han acompañado desde el principio, a sus familias que han orado y ofrecido sus hijos al Señor; y también a ustedes tres por tener la valentía de subir hoy a la barca de Cristo, no como pasajeros sino como parte de la tripulación. Gracias por la fe que los mueve a jugarse la vida por Cristo en tiempos de tempestad”.

“Nuestros hermanos se ofrecen hoy al Señor como se ofrece el humilde pan y el vino en el ofertorio de cada Eucaristía. Como hostias vivas, tendidos aquí en este suelo, pedirán a Cristo que tenga la bondad de capacitarlos para prolongar en ellos su cercanía que acoge y sana, su cercanía que todo lo eleva hacia Dios. Desde hoy el Espíritu del Señor habitará en ellos de un modo nuevo, marcando a fuego su alma para dedicarlos con todo el ser, con toda la inteligencia, con toda su capacidad de trabajar y de amar al servicio del Evangelio”, manifestó el Obispo.

Más adelante el Pastor recordó a los nuevos diáconos que deberán ser hombres de Dios, hombres de mucha oración y de un profundo compromiso por los demás: “Estamos aquí llenos de gozo y esperanza, para ofrecer todo lo que somos al servicio del Reino de amor y de la vida, al servicio de Cristo Rey. Los últimos tiempos no han sido fáciles pero queremos decirle al Señor que estamos de su lado y que, a pesar de nuestra fragilidad, cuente con nosotros (…) Queremos decirle al Señor que entraremos decididamente por la puerta de la fe, dejando que nuestra vida sea transformada por su Palabra. Mirando nuestra historia a la luz de Jesucristo resucitado, queremos en este día volver a confesar con toda el alma y con toda la Iglesia, que conocer a Cristo es lo mejor que nos ha pasado en la vida”.

Tras el fin de la homilía vinieron los momentos más emotivos de la ordenación. Por un lado Marlo, Matías y José Ignacio se postraron en el altar como signo de total disponibilidad a Dios, mientras se cantaban las letanías. Luego, Monseñor Valenzuela impuso las manos sobre los tres jóvenes, pasando a ser -desde ese momento- diáconos y miembros del clero de nuestra Iglesia diocesana de Talca.

Al concluir la celebración eucarística el diácono Matías Vergara, a nombre de los recién ordenados, agradeció en primer lugar a Jesús: “hoy hemos llegado a Jerusalén, porque al igual que el Señor Jesús somos llamados a entregar toda nuestra vida, cargando la cruz, anunciando la Buena Noticia del Reino de Dios. No hemos llegado solos. Damos gracias por nuestras familias, el Seminario San Pablo de Rauquén y todas las comunidades que nos han mostrado al Señor en su Iglesia y en el mundo. Todos nosotros sigamos anunciando la alegría de haber sido encontrados por Cristo, acompáñennos con su oración, su cercanía y con su cuidado; sigamos orando sin cesar por las vocaciones que el pueblo de Dios tanto necesita”.

Finalizada la Misa de ordenación se llevó a cabo una recepción en las dependencias del Colegio Integrado Central, donde los presentes pudieron saludar y compartir con José Ignacio, Marlo y Matías.

Fuente: Comunicaciones Talca


Talca, 26/11/2012

 
Galerías Fotográficas