/
/
/
/
/
/
   
Cardenal Errázuriz: “En Colonia se está sembrando algo importante para el futuro de nuestra patria”

Hoy 18 de agosto toda la delegación chilena presente en la XX Jornada Mundial de la Juventud asistió a una Eucaristía presidida por el Arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuriz, en donde se recordó la figura del Padre Hurtado en el día de la Solidaridad.
Jueves 18 de Agosto del 2005
  
No sólo en Chile se recordó la figura del Padre Hurtado. La delegación chilena acompañada de cientos de peregrinos latinoamericanos celebraron este medio día una Eucaristía presidida por el Cardenal Francisco Javier Errázuriz, donde estuvo presente la figura del futuro santo chileno.

Mientras medio millón de jóvenes se aprontaba a recibir al Papa Benedicto XVI en las orillas del Rhin, cientos de banderas chilenas hacían un paréntesis entre sus actividades para agradecer el “paso de Dios” por el territorio nacional.

En alusión a la masiva participación de Chile en la XX Jornada Mundial de la Juventud, el Arzobispo de Santiago dijo que nuestro país “puede esperar muchos de estos jóvenes, son personas que dilatan su corazón para soñar en grande y por ello mismo quieren seguir el camino de los santos, del padre Hurtado especialmente en este día 18 de agosto; de Teresita, de Laurita y de tantas personas extraordinarias que hemos tenido en la historia de nuestra patria. Esta es una inmensa esperanza para nuestra patria”, recalcó.

El Cardenal Errázuriz estuvo acompañado por el Presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil, Mons. Cristián Contreras Villarroel y por más de 40 religiosas y religiosas de todo el mundo. Entre ellos, estaba el Vicario de la Esperanza Joven, Padre Galo Fernández, quien calificó como un “regalo” tener al Cardenal entre la delegación a tantos kilómetros de la patria, “es una oportunidad de encuentro de los chilenos, lleno de emociones y sentimiento profundos, de fe y de confianza. Lo que está pasando en el corazón de cada uno de los jóvenes es algo muy fuerte, algo verdadero que despierta anhelos de santidad”, puntualizó.

Ante la llegada del Papa Benedicto XVI a Colonia, el Cardenal Francisco Javier Errázuriz señaló que los “jóvenes fueron convocados primero por Juan Pablo II, pero a un encuentro de fe, con Jesucristo, y en último lugar con el Papa y por eso es que los jóvenes vienen y buscan al señor con el Papa que sucede a Juan Pablo II, con el mismo cariño, la misma apertura del corazón que tuvieron con el Santo Padre anterior”

El encuentro de los chilenos se desarrolló en un lugar abierto de Colonia llamado Tanzbrunnen y tuvo como telón de fondo la ribera del Rhin y las dos torres de la Catedral de la ciudad. Un momento especial se produjo cuando la hermana Glenda, religiosa chilena presente en Alemania, hizo cantar a toda la multitud con sus canciones.

Más información: www.colonia2005.cl

Fuente: Comunicaciones Colonia 2005



Colonia, 18/08/2005