/
/
/
/
/
/
   
Del Cerro Alegre en Valparaíso
120 años de vida celebró la Parroquia San Luis Gonzaga

Con una Solemne Eucaristía el viernes 8 de marzo inició las celebraciones por sus 120 años de Fundación la Parroquia San Luis Gonzaga del Cerro Alegre en Valparaíso. La Misa fue que presidida por Mons. Gonzalo Duarte, Obispo de Valparaíso, contó con la presencia de varios sacerdotes y fieles del sector.
Lunes 11 de Marzo del 2013
  
El padre Enrique Sagredo, Párroco de San Luis Gonzaga, antes de iniciar la Eucaristía hizo un relato de la ceremonia de la colocación de la primera piedra de este Templo el 5 de agosto del año 1806. Al final de la Misa, entregó a cada uno de los presentes una copia del Decreto de Erección de la Parroquia San Luis Gonzaga fechada el 8 de marzo de 1893 el que fue bendecido por Mons. Gonzalo Duarte.

En su Homilía, Mons. Duarte señaló que “hoy recordamos un acontecimiento importante. Aquí el entonces Arzobispo de Santiago, estimó que era bueno empezar una experiencia parroquial eso porque aquí había una comunidad humana y cristiana que lo ameritaba. También recordamos a muchos fieles que partieron: sacerdotes, laicos, seminaristas, religiosos”

“Las lecturas nos recordaron lo importante que es nuestro Templo y cómo debemos cuidarlo. El Templo verdaderamente importante es Jesús y nosotros estamos llamados a ser Templo Santo de Dios, por eso fuimos lavados por el agua bautismal y ungidos con el santo crisma. Nosotros formamos la comunidad cristiana y católica. Estamos llamados a ser fermento en medio de este mundo para humanizarlo más; y así aportar desde nuestra fe, desde la fe del Evangelio para hacer un mundo más humano”.

“Hoy miramos para atrás y es bueno hacerlo para saber cuáles fueron nuestros orígenes; pero es vital mirar para adelante y ver cómo nuestra parroquia puede ser comunidad de comunidades y ver cuál es nuestro aporte en esta formación. Cómo podemos colaborar para que nuestra ciudad, y particularmente nuestro cerro, tenga una vida digna de hijos e hijas de Dios”.

“Demos gracias a Dios por esta parroquia. Me dio alegría escuchar el nombre de sacerdotes y religiosas que sirvieron y de tantos porteños que entendieron que la vida y sus bienes espirituales y materiales eran para ponerlos al servicio de los hermanos más necesitados”.


Fuente: Comunicaciones de Valparaíso


Valparaíso, 11/03/2013

 
Galerías Fotográficas