/
/
/
/
/
/
   
La Resurrección se vive en la Diócesis de Temuco

“En esta Noche Santa, en la que con toda la Iglesia elevamos nuestra oración de alabanza y gratitud a Dios Padre, porque ha estado grande con nosotros resucitando a Jesús y con él otorgándonos nueva vida”, comenzó la Vigilia Pascual en la Catedral de Temuco, instancia de Gloria en que el Padre Obispo alabó junto con los fieles, que llegaron al anochecer de esta Sábado Santo.
Domingo 31 de Marzo del 2013
  
El Pastor diocesano, señaló que: “La celebración de esta noche está constituida por una serie de profundos signos, que nos manifiestan y comunican esta gran noticia de la Resurrección. Así en medio de la oscuridad brilla el fuego, con el que encenderemos el cirio que representa a Cristo Resucitado, escucharemos el Pregón Pascual, la acción salvadora de Dios en la historia con el relato de las lecturas bíblicas, entonaremos el Gloria y el Aleluya como expresión de triunfo y alabanza, renovaremos nuestras Promesas Bautismales y nos alimentaremos con el Cuerpo de Cristo”. Agregó además: “Esta es la gran noche en que hemos sido liberados de la esclavitud del pecado y del señorío de la muerte. Jesús con su muerte y resurrección, nos ilumina en nuestro camino y enciende en nuestros corazones el amor a Dios Padre y a nuestros hermanos”.

En su homilía, hizo alusión al regalo que el Señor ha hecho a su Iglesia, cumpliendo la promesa de regalarnos los pastores, que puedan conducir a la Iglesia en estos tiempos desafiantes que vivimos, “el Papa Francisco nos ayudará a hacer consecuente nuestra fe en el Resucitado y a ser los discípulos del Evangelio de Jesucristo, en el mundo donde tenemos que vivir nuestra fe”.

También manifestó que al culminar el Triduo Pascual: “no podemos olvidar los acontecimientos que hemos vivido en nuestra patria y región, extendiendo estos sentimientos a todos los que son probados en el mundo por las guerras, -como lo que está ocurriendo en Corea-, las persecuciones, la pobreza, las enfermedades, los disgustos familiares y tantas pruebas que nos aquejan en nuestro diario vivir… la vida humana tiene múltiples crucifixiones, muchos calvarios, muchos desprecios, muchas traiciones, muchas coronas de espinas y fracasos; todos conocemos el Viernes Santo, pero lo que no todos conocen es esta madrugada del domingo, esperamos que se pueda producir este milagro y poder vivir todos el evangelio que Cristo nos predicó y selló con su muerte”.

Monseñor Camilo Vial, invitó a que: “en este Día Santo, en que el mismo Señor nos ha visitado con su gracia salvadora y en comunión con toda la Iglesia, renovemos las promesas de nuestro bautismo, profesemos decididamente nuestra fe y adhesión a la persona del Señor Jesús, deseándoles que la luz de Cristo, que ha resucitado, disipe las tinieblas del corazón y del espíritu de cada uno de ustedes y nos permita ser constructores del Reino de Dios entre los hombres…que en esta Pascua de Resurrección, podamos sentir al Señor resucitado muy cerca de nuestras vidas, para impregnar todos los actos de nuestra existencia con el amor a Jesús muerto y resucitado por amor a nosotros”, concluyó.

Luego, se inició la Liturgia Bautismal, donde los temas fundamentales fueron la Resurrección de Cristo Jesús, la bendición del agua y la renovación de nuestro compromiso de bautizados, acto seguido en que los feligreses con sus velas encendidas, renovaron sus Promesas Bautismales para luego ser rociados con el agua bendecida, como un signo de nuestra participación en el misterio pascual de Cristo, de nuestro paso de la muerte a la vida, de la oscuridad a la luz.

Fuente: Comunicaciones Temuco


Temuco, 31/03/2013

 
Galerías Fotográficas