/
/
/
/
/
/
   
Sobre una campaña anticatólica
Miercoles 27 de Febrero del 2002
  

En relación con una campaña publicitaria promovida en Chile por la organización estadounidense “Católicos por una libre opción”, el vocero de la Conferencia Episcopal de Chile, diácono Enrique Palet, señaló que esta entidad no representa el punto de vista católico sobre los temas de familia y sexualidad a los que suele referirse, sino que se orienta más bien a rechazar y distorsionar la doctrina de la Iglesia Católica sobre estos temas, en particular sobre el aborto.

Citando una declaración de los Obispos norteamericanos, agregó que “en diversas ocasiones la Conferencia Episcopal de Estados Unidos ha afirmado públicamente que dicha organización no es católica, no habla en nombre de la Iglesia Católica, sino que de hecho promueve posiciones contrarias a la doctrina de la Iglesia”. Los pastores de ese país dijeron que se trata “prácticamente, de una rama de un grupo internacional que favorece el aborto en Estados Unidos y en todo el mundo. Se trata de un grupo de presión que tiene el objetivo de apoyar el aborto. Es financiado por varias fundaciones privadas, influyentes y ricas, en su mayoría americanas, que promueven el aborto como medio de control demográfico".

Dicha declaración señala que “como afirman desde hace muchos años los obispos católicos de los Estados Unidos, el uso del calificativo “católico” como plataforma para promover la eliminación de la vida humana inocente y la ridiculización de la Iglesia no sólo ofende a los católicos sino también a todos los que esperan honradez y justicia en el debate público”.

Palet añadió que, en otras campañas de este organismo contra la Iglesia Católica, ”se ha pretendido desprestigiar a la Santa Sede utilizando un lenguaje que recuerda otros episodios de fanatismo anticatólico que ha sufrido la Iglesia en el pasado”. Por tales motivos, dijo, los obispos de Estados Unidos han declarado que “la organización “Católicos para una libre opción” no merece ningún reconocimiento o apoyo como organización católica”.

En cuanto a un pronunciamiento de los obispos chilenos sobre el mensaje específico de esta campaña, Palet indicó que “en su oportunidad, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile evaluará si emite o no su opinión al respecto”.



Santiago, 27/02/2002