/
/
/
/
/
/
   
Monseñor Pablo Lizama presidió Misa en 86 aniversario de la institución
Carabineros peregrinaron a la Catedral de Iquique para dar gracias a Dios

Arzobispo de Antofagasta y Administrador Apostólico de Iquique, destacó en su homilía, que "Carabineros, hoy quieren mostrarse como una institución agradecida de Dios".
Miercoles 24 de Abril del 2013
  
En la Iglesia Catedral de Iquique, Monseñor Pablo Lizama Riquelme, presidió la celebración con motivo del 86 aniversario de Carabineros de Chile.

A la celebración religiosa, asistieron la Intendenta Regional de Tarapacá, Luz Ebensperger;la diputada Marta Isasi,el General Claudio Nash, Jefe de la I Zona de Carabineros Tarapacá; Jefes regionales de las Fuerzas Armadas y PDI; dirigentes vecinales y escolares que conformaron el coro dirigido por el maestro Gonzalo Calle.

La eucaristía estuvo marcada por la gran solemnidad de los presentes y por el mensaje de nuestro Pastor.

HOMILÍA

Carabineros de Chile, celebra su octogésimo sexto aniversario como Institución fundamental de la República al ser garante del Orden y de la Patria.

Esta noble institución, tiene normalmente sus días plenos de misiones, tareas y procedimientos que ocupan largamente sus jornadas de día y de noche y donde nunca se cierran sus puertas, ni siquiera se entornan en ninguna unidad operativa.

Pero hoy, 24 de Abril a pocas horas de un 27 de este mes y con mayores actividades aún, han querido peregrinar hasta esta histórica Catedral de Iquique, al igual como lo realizan los Carabineros en sus diversas sedes a lo largo de todo Chile, para dar gracias a Dios.

Carabineros se hace un tiempo, hoy como Institución, ya que a lo largo del año vemos que llegan a esta Iglesia por circunstancias diferentes como por convicción personal, o por servicios solicitados o tal vez por estar integrados a una delegación, pero hoy los vemos aquí, repito como Institución clave en la vida de la Nación.

Hoy en vísperas de un nuevo aniversario han invitado a Instituciones hermanas, a autoridades regionales, provinciales, municipales, familiares y vecinos en general.

Hoy quieren mostrarse como una Institución agradecida de Dios, por tantos beneficios recibidos de su misericordia, por tantas bendiciones de que han sido favorecidos a los largo de su historia.

Todos los Carabineros hemos jurado “Por Dios y por esta bandera” el servicio a la Patria y a sus semejantes, incluso con la vida.

Juramento veraz y sostenido por más de un millar de mártires en estos 86 años de existencia institucional.

Nosotros en esta Catedral, estamos uniendo nuestra oración a la plegaria agradecida de Carabineros de Chile en su nuevo aniversario, evocando el Evangelio proclamado hoy: un hombre de armas, un capitán romano, un centurión romano probado en mil batallas, tiene una actitud de servicio, de preocupación real por su subordinado. Intercede por él ante Jesús. La gente lo alaba ante el Maestro quién reconoce su fe, su generosidad para preocuparse de su ordenanza.

¡Tanta fe en juego, que se produce el milagro!
La primera lectura nos habla de otro hombre de armas, Cornelio, Capitán del batallón itálico, descrito como piadoso, dador de limosnas a los pobres y hombre de oración.

Dos figuras correctas en la Sagrada Escritura de hombres de armas, predecesores de nuestras modernas policías.

¡Qué lecturas más sugerentes para cada Carabinero!
Nosotros, congregados en esta Catedral, estamos uniendo nuestra oración, a la plegaria agradecida de Carabineros de Chile al cumplir un año más de ayuda al prójimo sin importar su raza, su religión, su cultura o su pobreza o riqueza…
A todos atendiendo con el mismo profesionalismo y dedicación.

Es la vocación de servicio público de cada Carabineros.
Jesús, el que dio su vida por nosotros, que conoce a sus ovejas y ellas conocen su voz, siempre, siempre será el paradigma de una vocación de ayuda, del que vino “a servir y no ser servido”.

Nos sentimos orgullosos de nuestros Carabineros, que más que alguno han tratado de denostar, injuriar, limitar, reducir, desacreditar pero increíblemente vuelve una y otra vez a ser favorecido por los conciudadanos con el primer lugar de confianza, de credibilidad. Carabineros es un orgullo nacional.

Por esto estamos felices y agradecidos de que hayan querido venir este día tan significativo para la Institución a orar, a dar gracias a Dios en esta Eucaristía, en esta Misa, en esta alabanza al Señor.

Les deseamos felicidades y éxito en sus misiones. Queremos que como fruto de esta sincera plegaria salgan, vuelvan a la ciudad, a las poblaciones, al desierto, a nuestras fronteras a velar por nosotros por nuestra Patria.

Honor “a los que velan, desvelándose”, como lo escribió bellamente nuestra Gabriela Mistral en el libro de guardia, en un modesto retén nortino.

Salgan con la fuerza que da el Himno Institucional que canta gallardamente “otros la vida gocen en calman, disfruten ellos dicha y solaz”….vamos a la palma del sacrificio aceptado.

Para vivir el servicio cotidiano, constante, de ayuda permanente a los demás, hay que tener fuerza de Dios, el amor renovado de Dios en el corazón. Hay que ser poseedor de un alma, plena de valores.

Es mucha responsabilidad para los hombros débiles de cada hombre, ahí está la fuerza de Dios.

A María la Madre de Jesús, que bajo la advocación del Carmen es la Patrona jurada de Carabineros de Chile, le rogamos que cuide a cada Carabinero, porque los necesitamos para construir un Chile en paz, en orden y en justicia para todos los habitantes de nuestra querida Patria Chile.

Virgen del Carmen
Virgen del Norte y del Sur
del mar y la cordillera
ruega por nosotros pecadores
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

+Pablo Lizama Riquelme
Arzobispo de Antofagasta
Administrador Apostólico de Iquique

Fuente: Comunicaciones Antofagasta



Iquique, 24/04/2013

 
Galerías Fotográficas