/
/
/
/
/
/
   
Diócesis de Rancagua
Con aportes a estudiantes y Té Solidario se dio inicio al Mes de la Solidaridad

Instaurado como tal en honor a san Alberto Hurtado, agosto es desde hace varios años un periodo en el que la Iglesia Católica invita a comprometerse en forma personal en la construcción de una sociedad más justa, avanzando en la instalación de una cultura de la solidaridad.
Viernes 02 de Agosto del 2013
  
Con la entrega de un aporte económico a 136 estudiantes de educación superior y la celebración del Té Solidario en la Residencia La Santa Cruz, para personas en situación de calle, el Obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic Karmelic, dio inicio hoy jueves 1 de agosto, a las actividades del Mes de la Solidaridad.

En esta ocasión, el Pastor explicó que estos aportes –generados a través de la Campaña de Cuaresma y el Té Solidario y que se entregan hace más de 20 años- son una ayuda que se por una vez, aunque nos gustaría poder darla varias veces al año, pero eso depende de la generosidad de los fieles que contribuyen a estas campañas solidarias”. Y agregó que es un signo, además, en este contexto de demandas estudiantiles, de que “ojalá todos los estudiantes que tengan capacidades, puedan llegar a la enseñanza superior, y se hagan servidores de los demás”.

Por la tarde, a las 19:00 horas, monseñor Goic celebró el Té Solidario, junto a la comunidad de la Residencia para la Superación La Santa Cruz (Machalí 323, Población Lourdes), un programa del Ministerio de Desarrollo Social, cuya ejecución ha sido delegada a Caritas Rancagua, y que busca apoyar los procesos de superación de personas en Situación de Calle.

El objetivo de este proyecto es generar oportunidades para que puedan desarrollar sus procesos personales de cambio, que los impulsen a dejar definitivamente la vida que han llevado. El proyecto tiene, fundamental, aunque no exclusivamente, como objetivos, conseguir un trabajo estable y poder solventar los gatos de una vivienda, propia o arrendada.

El Té Solidario es una iniciativa propia de la Diócesis de Rancagua, que se realiza desde el año 2005, y que busca fomentar el encuentro de las familias, con un sentido fraterno. La invitación que se hace a las familias es a que se reúnan en uno de estos días del mes, para compartir la mesa en una once o cena sencilla, signo de encuentro solidario, compartiendo un trozo de pan y una taza de té. Lo ahorrado al privarse de lo habitual es puesto en un sobre y depositado en el buzón que cada parroquia tiene dispuesto para ello.

Otra actividad relevante dentro del programa del mes es la celebración del Día de la Solidaridad y del Voluntariado, que este año se realizará en la parroquia de Santa Cruz, el domingo 18 de agosto, a las 12:00 horas, y será presidida por el Obispo diocesano.

Finalmente, el miércoles 21 se desarrollará en el Instituto O’Higgins de Rancagua, a las 19:00 horas, el foro-panel: “La participación política”, organizado por la Comisión Justicia y Paz diocesana, actividad a la que monseñor Goic dio especial relevancia, por tratarse éste de un año de elecciones.

Fuente: Comunicaciones Rancagua


Rancagua, 02/08/2013

 
Galerías Fotográficas