/
/
/
/
/
/
   
Un nuevo sacerdote para la Diócesis de Rancagua

El seminarista Nelson Emilio Maldonado recibió el viernes el sacramento sacerdotal. Este domingo celebrará su primera misa en su pueblo natal, Pumanque. Junto a él, dos seminaristas recibieron el Ministerio de Lector, que les permitirá dar lectura a la biblia públicamente en misas.
Domingo 10 de Noviembre del 2013
  
Con aplausos fue celebrada la ordenación sacerdotal de Nelson Emilio Maldonado, quien recibió este ministerio de manos del Obispo de Rancagua, el pasado viernes 8 de noviembre, frente a una Catedral llena de feligreses.

El ahora sacerdote Nelson Emilio, quien durante ocho años se formó en el Seminario Cristo Rey de Graneros, celebrará su primera misa este domingo 10 de noviembre en su ciudad natal de Pumanque, para posterior ejercer su ministerio en Chépica.

Junto a él, también se celebró la entrega del Ministerio de Lector a los seminaristas Juan Pablo Méndez Espinoza y Cristian Eduardo González Clavijo, quienes en el futuro podrían convertirse también en presbíteros.


La ordenación

Tras la presentación de los seminaristas Nelson Emilio, para sacerdote; Pablo y Cristian, para el ministerio de Lector, realizada por el rector del Seminario Cristo Rey, Danilo González, el Obispo de Rancagua, monseñor Alejandro Goic Karmelic, inició el sacramento de la ordenación sacerdotal, preguntando al sacerdote Danilo González: ¿sabes si es digno?

Tras ello, el seminarista Nelson Emilio manifestó públicamente su voluntad de recibir el ministerio de presbítero, viviendo una vida de oración, servicio y caridad; para prometer posteriormente obediencia a nuestro obispo y sus sucesores.

También en un signo visible, que expresa los dones de Dios y la mediación de la Iglesia, el Obispo Goic, realizó la imposición de las manos. Después, repitieron esta acción cada uno de los sacerdotes presentes en la celebración.

Uno de los momentos que generaron recogimiento en los feligreses, fue cuando nuestro pastor señaló: “te pedimos, padre todopoderoso que confieras a este siervo tuyo la dignidad del Presbiteriado; renueva en su corazón el espíritu de santidad; reciba de ti el sacerdocio de segundo grado y sea, con su conducta, ejemplo de vida”.

Tras ello, sus padres presentan la estola y la casulla, para ser revestido posteriormente por los sacerdotes: padre Luis Piña y padre Ricardo Rebolledo. Luego las manos de Nelson Emilio fueron ungidas como signo de ser consagradas para Dios; también recibió el caliz y la patena para ofrecer el sacrificio eucarístico. Con este rito y el abrazo de paz del obispo y los presbiterios, Nelson Emilio se convirtió en el nuevo sacerdote de nuestra Diócesis de Rancagua.

Fuente: Comunicaciones Rancagua



Rancagua, 10/11/2013

 
Galerías Fotográficas