/
/
/
/
/
/
   
Junto al Diario La Discusión
Suplemento especial “San Alberto Hurtado: Un Santo para Chile” leyeron ñublensinos

El suplemento fue publicado junto al Diario La Discusión, el domingo 23 de octubre. El material periodístico fue una iniciativa de la Comisión Canonización Padre Hurtado de la Diócesis de Chillán.
Miercoles 26 de Octubre del 2005
  
Un suplemento especial titulado “San Alberto Hurtado: Un Santo para Chile” circuló este domingo junto al Diario La Discusión de Chillán. El material periodístico es una iniciativa de la Comisión Diocesana para la Canonización del Padre Hurtado y, por sobretodo, destaca el paso del sacerdote jesuita por Chillán.

El suplemento profundiza en el inicio de su formación sacerdotal en el Noviciado de los Padres Jesuitas, el año 1923, cuya casa en Chillán se ubicaba en el sector que actualmente comprende Casa Tabor; el Hogar Femenino de las Religiosas del Buen Pastor y la Capilla Padre Hurtado.

También cuenta sobre su regreso como rescatista para el Terremoto de 1939; y luego en su calidad de asesor nacional de la Acción Católica. Asimismo, hace referencia a una visita para Fiestas Patrias del año 1948, donde se conserva el único registro existente de una homilía del Padre Hurtado en un Te Deum celebrado en la Iglesia Catedral.

Asimismo, el suplemento cuenta con testimonios de distintas personas ñublensinas que alguna vez conocieron personalmente al Padre Hurtado. Este es el caso de Eduardo Fischer Conca, quien fue presidente diocesano de la Acción Católica; el matrimonio de Fernando may Colvin y Huguette Boullon Chiarella, casados por el Padre Hurtado; y del padre Jorge Navarrete Guzmán, actualmente de ministerio libre, quien en su etapa de seminarista conoció al ahora Santo Chileno y cuenta detalles de su hermana, Clotilde Navarrete, ahora fallecida, quien trabajoó junto al Padre Hurtado en la primera casa del Hogar de Cristo.

Este suplemento, de 12 páginas, tuvo una edición de 3.000 ejemplares que fueron repartidos el domingo por todas las comunas de la Provincia de Ñuble. Además, de un stock de 500 ejemplares que serán repartidos en las propias comunidades de la Iglesia Diocesana.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 26/10/2005