/
/
/
/
/
/
   
Escultura del Cristo Obrero ha sido instalada en el Estadio Fiscal de Talca

La obra del Cristo Obrero, del artista argentino Alejandro Marmo, creada con materiales desechos del estadio posterremoto, ha sido instalada en la entrada del Estadio Fiscal de Talca, este jueves 09 de enero.
Jueves 09 de Enero del 2014
  
La cruz fue bendecida por el obispo de Talca, monseñor Horacio Valenzuela Abarba, quien se refirió a la realidad que vive el mundo actual, donde todo se sabe como una pequeña aldea, pero que la violencia ha entrado con mucha fuerza. “Queremos enterrar la violencia y el único que puede hacerlo es el amor de Dios, en el cual nosotros vivimos, nos movemos y existimos”, puntualizó.

Asimismo, dijo que un estadio debería “ser el lugar donde actuemos unos con otros y de esa interacción salga amistad, salga entretenimiento, salga habilidad, ese debe ser el estadio, el lugar donde muere la violencia”.

Mons. Valenzuela agradeció al artista Marmo y a todos los que hicieron posible esta obra, ya que “la cruz nos dice que lo único que mata la violencia es el amor, y la violencia nos mata –añadió—por eso ponemos a Cristo aquí para el que pase por aquí se sienta tocado en su corazón y no vea al adversario como alguien al que hay que eliminar o humillar, sino alguien con el que puedo competir para sacar lo mejor de cada uno”.

Este proyecto se denomina “La simbología de la iglesia que mira al sur” y consiste en la construcción de obras o esculturas que integran al trabajador, con participación colectiva, fomentando el trabajo de inclusión social a través del arte.

En este contexto, surge la pregunta por qué instalar una obra cristiana en un estadio. Alejandro manifiesta que es un estadio que ha sufrido un terremoto recientemente y le pareció interesante transformar la vida anterior de “una ciudad que sufrió una catástrofe a la vida anterior de un estadio que fue modificado, y puesto en valor, y todos esos materiales de vidas que pasaron por allí. Esos materiales representan la vida del pueblo”.

Los materiales son los viejos tablones del estadio y elementos que han quedado en forma de desecho, descartado por la construcción y por la reconstrucción de la ciudad y también del mismo estadio.

En este ámbito donde surge la esencia del trabajo artístico de Alejandro, ya que esos materiales –expresa—, toman nueva vida para encontrar la figura de Cristo no solamente como símbolo religioso, sino un símbolo de una nueva vida posible a través de la esperanza, hay una nueva estética de la esperanza a través de un símbolo, en este caso lo que genera la fe para salir adelante en las adversidades, en los terremotos, en las pasiones que nos desbordan y equilibrar todas esas asimetrías que tiene una sociedad en crisis como la sociedad latinoamericana”.

En esta ceremonia estuvieron presentes el Gobernador de Talca, José Antonio Arellano, el Gerente General del Club de Deportes Rangers, Martin Iribarne, representantes del IND, futbolistas y división de cadetes.

Algo de la biografía del artista
Alejandro Marmo nació el 3 de febrero de 1971, en el seno de una familia de inmigrantes conformada por su padre italiano y su madre armenia.

La infancia en el Conurbano bonaerense y los primeros años de vida en la herrería de su padre marcaron la vocación del artista plástico que instaló en concepto de integración social a través del arte como metáfora del desarrollo cultural e industrial.

Fue a mediados de la década del 90 cuando Alejandro Marmo fundó la iniciativa “Arte en las Fábricas,” proponiendo una mirada revolucionaria del arte.

La máxima expresión de “Arte en las Fábricas” se materializó en los dos murales de Evita instalados en las fachadas norte y sur del edificio destinado a los ministerios de Desarrollo Social y Salud, donde Eva Perón pronunció su último discurso en 1952.

El arte de Alejandro Marmo apunta a valorizar el mundo imaginario del hombre común para provocar un mecanismo de salvación. Que los involucrados crean en sí mismos desde la comprobación de que aquello que se proyecta desde la imaginación se puede concretar.

En este sentido, la decisión de emplazar las obras de arte en espacios públicos y no en museos radica en que, para el artista, es en la calle donde cobran verdadero valor. Al mismo tiempo, es allí donde los trabajadores refuerzan su sentido de pertenencia a la obra creada.

La transformación de lo despreciable en belleza es otro de los ejes rectores de la obra de Alejandro Marmo. A través del trabajo con desechos, rezagos y material de descarte, invita a convertir la parte despreciable que habita en el interior de cada persona en obras de arte.

La obra de Alejandro Marmo es promovida por importantes instituciones entre las que se destacan: Universidad de Bologna (Italia), Agencia de Cooperación Internacional de Japón, Universidad Autónoma de Madrid (España), Museums Quartier de Austria, Organización de Estadios Iberoamericanos, Presidencia de la Nación Argentina, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Instituto Cervantes de Tokio (Japón), Universidad de Boston (Estados Unidos), Museo de Arte Moderno de República Dominicana.

Fuente: Comunicaciones Talca


Talca, 09/01/2014

 
Galerías Fotográficas