/
/
/
/
/
/
   
Hecho ocurrió la madrugada de este martes. Carabineros investiga lamentable suceso.
Destruyen imágenes religiosas en Parroquia Espíritu Santo de Iquique

Arzobispo de Antofagasta y Administrador Apostólico de Iquique, monseñor Pablo Lizama Riquelme, sostuvo que "éstos hechos perversos nos hacen ser más fieles a nuestra fe".
Martes 28 de Enero del 2014
  
Desconocidos ingresaron esta madrugada a la Parroquia Espíritu Santo de Iquique, más conocida por la ciudadanía como “El Campanario”, destruyendo las cuatro principales imágenes religiosas del templo.

El hecho quedó al descubierto esta mañana, cuando el sacristán, observó que las figuras de San Antonio, la beata Laura Vicuña, la Virgen María y el Señor crucificado, estaban destruidos en el suelo.

De inmediato el lamentable suceso fue informado al párroco Franklin Luza Zañartu, quien por encontrarse fuera de la ciudad, instruyó al diácono permanente de la Diócesis de Iquique, Hugo Iriarte, para que recabara mayores antecedentes del ataque.

En el sitio del suceso trabajaron efectivos de Carabineros de la Sección Investigadora Policial (SIP), OS9 y Labocar.

Comunicado oficial

El Obispado de Iquique, ante los hechos ocurridos la madrugada de este martes en la Parroquia Espíritu Santo, informa a los medios de comunicación y a la opinión pública, que :

Al conocer estos hechos, el Arzobispo de Antofagasta y Administrador Apostólico de Iquique, monseñor Pablo Lizama Riquelme, manifestó que “vivimos en una sociedad que es capaz de revelarse de los valores más preciados que tienen las personas, que es su vida espiritual. Los cristianos, a lo largo de toda la historia, hemos tenido ataques a la Iglesia y a nuestros signos sagrados”.

Lizama subrayó que “éstos hechos perversos nos hacen ser más fieles a nuestra fe y a lo que representan las imágenes, especialmente la de la Virgen María para nosotros”.

El Administrador Apostólico de Iquique concluyó que “buscaremos a los responsables, no por venganza, sino para saber qué motiva éstos penosos hechos”.

En tanto, el diácono permanente de la Diócesis de Iquique, Hugo Iriarte Contreras, se dio cita en la Parroquia Espíritu Santo, para conocer los detalles de los hechos ocurridos la madrugada de este martes.

Iriarte expresó que “lo sucedido es algo que nos conmociona. Lamentamos este hecho por el significado que tienen las imágenes para los devotos, teniendo en claro que a través de ellas nos relacionamos con el Señor”.

“Violentaron las puertas del templo, destruyendo solamente las imágenes sin llevarse objetos de valor”, relató.

El diácono enfatizó que “se pueden destruir las imágenes, como en este caso, pero la fe se mantiene intacta y ha de fortalecerse profundamente”.

“Estamos invitados a orar por ellos, por los que cometieron estos actos para que el Señor les regale paz y luz”, puntualizó Iriarte.

Fuente: Comunicaciones Iquique


Iquique, 28/01/2014

 
Galerías Fotográficas