/
/
/
/
/
/
   
Diócesis de Talca vive la Cuaresma

En conferencia de prensa, el martes 04 de marzo, la Iglesia de Talca motivó el tiempo de Cuaresma como preparación a Semana Santa, y presentó la tradicional Campaña de Cuaresma de Fraternidad.
Martes 04 de Marzo del 2014
  
El obispo de Talca, monseñor Horacio Valenzuela, destacó que la Cuaresma es un tiempo en que nos preparamos en oración para escuchar a Dios y fortalecernos interiormente. “Así podremos hacernos cargo de tres miserias que ha recordado el papa Francisco y que siempre podemos vencer: la primera es la miseria material. Gracias a Dios con la Campaña de Cuaresma de Fraternidad se ha podido ayudar a muchas personas”.

“Hay otra miseria que es moral, la violencia familiar, los abusos, la falta de respeto; todo lo que tiene que ver con las drogas es una miseria difícil de superar pero que es difícil de superar si no hay fortaleza interior. Y la tercera miseria es la espiritual, la falta de sentido de vida hace que una persona caiga en las otras dos. Por lo tanto, la Cuaresma es un periodo para fortalecernos porque no tenemos otros caminos eficientes y reales para superar esas tres miserias que nos hacen mucho daño”, aseveró el pastor.

Por su parte, el padre Felipe Egaña Baraona, vicario pastoral, indicó que la Campaña Cuaresma de Fraternidad apuntará a mejorar el desarrollo infantil: “Hay cerca de 660 mil niños que están en estado de vulnerabilidad de distintas formas y nosotros -con un esfuerzo grande de nuestras parroquias, comunidades, colegios, universidades- queremos organizadamente llevar a cabo esta iniciativa (…) hace varios años las tradicionales cajitas de la Cuaresma reciben no lo que nos sobra, si no aquello que necesitamos y compartimos. El valor que tiene compartir lo que uno necesita es que esa necesidad se hace mucho más llevadera. El Señor espera en el corazón de estos niños la generosidad de todos nosotros”.

Seguidamente, Francisco Tapia, personero del CFT San Agustín de Talca, entregó un testimonio sobre un proyecto realizado con fondos de la campaña del año pasado, denominado Para que más niños sonrían en Navidad, el que benefició a hijos de estudiantes del CFT. Hay que señalar que el 85% de las estudiantes de este centro de educación superior tienen la condición de vulnerabilidad, siendo las mamás solteras uno de los grupos más afectados.

Además, en la oportunidad el secretario ejecutivo de la Vicaría de Pastoral Social, Jorge Brito Obreque, enfatizó que todos los años ha existido un aumento en el total de lo recaudado en la Campaña de Cuaresma de Fraternidad, llegando a reunir 54 millones 63 mil 489 pesos, el año 2013, lo que es un incentivo mayor para el año en curso.

Con el lema de la Campaña de Cuaresma de Fraternidad “Aportando juntos, cambiamos vidas”, la Cuaresma es un período especial, donde se invita a los católicos y a las personas de buena voluntad a prepararse a vivir con sencillez, haciendo pequeñas privaciones en beneficio de aquellos y aquellas que más lo necesitan.

Los niños y niñas de Chile esperan con gran ilusión y esperanza la ayuda de todos, para mejorar sus condiciones de vida y ayudarlos a construir juntos, un futuro con mayor dignidad.

Fuente: Comunicaciones Talca


Talca, 04/03/2014

 
Galerías Fotográficas