/
/
/
/
/
/
   
Fieles chilenos y argentinos del sur se unen en la frontera para agradecer mediación de Juan Pablo II
Sabado 25 de Octubre del 2003
  

Inspiradas en el lema “Bendito tú, mensajero de la vida y de la paz”, las comunidades católicas de las zonas australes chilena y argentina se unieron en una acción de gracias por el vigésimo quinto aniversario del Pontificado de Su Santidad Juan Pablo II.

El encuentro tuvo lugar en Balmaceda, y a él asistieron los Nuncios Apostólicos de la Santa Sede en Santiago y Buenos Aires; el Obispo Vicario Apostólico de Aysén, Mons. Luis Infanti; el Obispo de Comodoro Rivadavia, Mons. Pedro Ronchino; junto a autoridades civiles de la región de Aysén y de la provincia trasandina del Chubut.

En la capilla Virgen de la Paz, que se levanta en el hito 50 de la zona fronteriza (paso Huemules) cercana a Balmaceda, ante la imagen de María Santísima que el mismo Pontífice bendijo, se recordó su decisivo rol jugado en la mediación que libró a estos países hermanos de una guerra en 1978. Ese hecho es de alto significado para las familias que habitan estas zonas australes.

En la oportunidad, se dio a conocer un Mensaje del Obispo Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, Mons. Manuel Camilo Vial.


Balmaceda, 25/10/2003