/
/
/
/
/
/
   
Familia salesiana de Talca celebró a María Auxiliadora

En pleno tiempo pascual y en un día maravillosamente soleado, la familia salesiana celebró la fiesta de María Auxiliadora, el sábado 24 de mayo, peregrinando por las calles de Talca.
Martes 27 de Mayo del 2014
  
La procesión partió en 2 Sur con 11 Oriente con el signo de la luz. Todos los representantes de las diferentes agrupaciones salesianas encendieron un cirio para llevarlo a sus instancias, así se replicó la luz para todos los peregrinos.

Se continuó el camino hasta la calle 4 Oriente, por donde se hizo la entrada al Colegio. En ese momento, previo a la Eucaristía, un grupo de representantes de la Familia Salesiana se reunió en el Templo del Santuario –que todavía está en reparaciones— para realizar una bendición comunitaria, como signo de entronización de la imagen de la Virgen que quedará instalada en el Santuario.

El Padre Belarmino Sánchez invitó a los participantes a seguir animados y continuar participando de esta gran obra, y pidió responder muy fuerte a la oración: “María Auxilio de los Cristianos” ¡Ruega por nosotros!

Luego se celebró la Eucaristía en el gimnasio del CEST, presidida por el Padre Julio Orrego, Director de la Presencia Salesiana en Talca, y motivada para honrar y agradecer a quien es el auxilio de todos los cristianos, la Madre de Jesús.

El Padre Julio agradeció la convocatoria, la realización de esta fiesta y la participación de la comunidad salesiana y también de otras comunidades. “Estoy muy sorprendido porque no había vivido esta celebración en Talca y me alegra mucho la respuesta de todos, pero sobre todo me alegra el cariño que le tienen a nuestra Madre”. Asimismo hizo un llamado a ser solícitos con el Señor, igual como la Virgen María que fue diligente al llamado de Dios. “Seamos solícitos con el Señor, con los demás; seamos buenos y generosos con quienes nos necesitan; hay tantas personas que viven soledad, están enfermas; escuchemos al Señor en ellas y estemos atentos a los signos de Dios en nuestras vidas. Seamos solícitos, generosos, para que igual que María, seamos auxiliadores de los demás”.

Antes de la bendición final, los representantes salesianos desenrollaron una cinta desde la imagen de la Virgen, hacia los presentes, como signo de unión y auxilio para todos, y así para toda la sociedad.

Fuente: Comunicaciones Centro Educativo Salesianos Talca



Talca, 27/05/2014

 
Galerías Fotográficas