/
/
/
/
/
/
   
"El matrimonio para siempre es un bien para Chile", afirma Episcopado.
Jueves 18 de Marzo del 2004
  

El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal reiteró su convicción de que el divorcio vincular, sobre todo el divorcio unilateral por abandono, lejos de fortalecer a la familia, termina perjudicando a sus miembros más débiles.

"...más que nunca pondremos todo nuestro empeño pastoral en fortalecer los fundamentos de los matrimonios chilenos, para que cada familia sea un verdadero santuario de la vida, de la confianza y de la paz", señalan los Obispos, en una declaración pública, dada a conocer hoy por el Vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Gonzalo Duarte, Obispo de Valparaíso.

Los pastores afirman que el artículo 20 reconocerá a los esposos su alianza conyugal fundada en el sacramento del matrimonio. "Entre ellos y ante Dios asumirán un único compromiso, el de amarse como Cristo nos amó", señalan.

Agregan que la alianza de los jóvenes que se unen en matrimonio indisoluble puede tener el vigor que ellos desean "y que la ley no quiere ni puee arrebatarles". Porque el matrimonio para toda la vida de innumerables jóvenes y adultos seguirá siendo un bien para Chile.

El Comité Permanente anuncia que más adelante entregará una palabra de esperanza sobre el evangelio de la familia, que ayude a la Iglesia a responder los desafíos que plantea esta ley.

Ver texto completo Declaración del Comité Permanente de la CECH



, 18/03/2004