/
/
/
/
/
/
   
La solidaridad movilizó a los Colegios de Iglesia en ayuda al norte del país

Varias toneladas de alimentos no perecibles y diversos otros elementos, fue el resultado de una intensa campaña al interior de los colegios de Iglesia, en Concepción, con destino a los damnificados del norte del país.
Miercoles 15 de Abril del 2015
  
El Pbro. Francisco Osorio, Vicario de la Pastoral de la Educación, explicó el objetivo y sentido de la acción. “Frente a la dramática situación que se vivió en el norte del país, una de las características de los colegios de Iglesia y de todos los colegios, es el espíritu solidario”. Agregó que la propuesta surgió en la celebración de la Misa de Inicios del año 2015 y se desarrolló en los 32 colegios.

¿Cómo valora esta actitud solidaria?
Nosotros sufrimos el terremoto y tsunami en 2010 y eso, nos hizo crecer en este espíritu de solidaridad. Porque, lo que hemos vivido en carne propia, lo que significa tener necesidades, nos debe llevar a estar siempre cercanos a nuestros hermanos que más sufren.
Los jóvenes tienen siempre un espíritu solidario. En los colegios, hay muchas campañas solidarias como la Cuaresma de Fraternidad, por ejemplo, en que el monto que se recauda anualmente, el 30% proviene de los colegios de Iglesia; para el Mes de la Solidaridad (agosto), los estudiantes se destacan en la recolección de alimentos, que se destina a los más necesitados de la zona.

¿Este espíritu de solidaridad es un elemento esencial en la evangelización en los colegios?
Forma parte esencial del quehacer educativo. La solidaridad no tiene que ser un elemento que se vive en algunos acontecimientos; a veces, uno lo deja muy centrado para el 18 de agosto – Día Nacional de la Solidaridad - , sino que tenemos que formar este espíritu solidario. La solidaridad tiene que ser un valor permanente, partiendo por uno mismo, en el hogar, los vecinos, el colegio y teniendo la mirada más global hacia el país y también hacia el mundo entero.

El Vicario de la Educación agradeció especialmente “a todas las unidades educativas, encabezadas por sus rectores, equipos directivos, profesores, padres y apoderados y de modo muy especial a los alumnos, ya que son los que le ponen que le ponen el sabor y la chispa y un trabajo con dedicación y entrega, que tratan de servir de la mejor manera posible”.

Pensando en los destinatarios de la ayuda, manifestó que “todo Chile apoya a los hermanos del Norte; se trata de una campaña para decirles que no se sientan abandonados, sino que todo el país está consciente y no puede haber una actitud distinta; a salir de uno mismo y ponerse al servicio de los demás, haciéndolo con ayuda concreta como son estos alimentos no perecibles”.

Valentina León, presidenta del Centro de Alumnos del Colegio Madres Dominicas, encabezó un grupo de estudiantes para ayudar al carguío de la ayuda recolectada por los colegios. “Estanos muy contentos con participar en esta cruzada de solidaridad. A comienzos de abril desarrollamos una campaña en el colegio y ahora ayudamos para su envío al norte. Hoy, devolvemos la mano y es muy gratificante”.

Bernardita Rioseco, del Instituto de Humanidades de Concepción, dijo que “nos motivaron a colaborar, reuniendo alimentos no perecibles y ahora, estamos cargando los alimentos que se van al norte. La respuesta de todos los compañeros fue muy positiva como puede verse en este acopio”.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 15/04/2015

 
Galerías Fotográficas