/
/
/
/
/
/
   
Sobre la distribución "universal" de la píldora del día después

Obispo Secretario General de la Conferencia Episcopal, Mons. Cristián Contreras Villarroel, afirma que en el fondo está la discusión científica acerca de su carácter abortivo.
Lunes 27 de Marzo del 2006
Consultada su opinión sobre las declaraciones de la Ministra de Salud, Monseñor Cristián Contreras Villarroel, obispo auxiliar de Santiago y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile, afirmó:

"Ciertamente habrá que estudiar en profundidad las declaraciones de la doctora Ministra de Salud sobre la `entrega universal´ de la llamada `píldora del día después´.

"Me parece que en el fondo está la discusión científica acerca de su carácter abortivo. Y tratándose de la vida de una persona humana, desde su concepción, yo quiero presuponer que todos somos sensibles al derecho a la vida y que nadie utilizará eufemismos como `interrupción del embarazo´ para referirse al aborto; como supongo que nadie confundirá `eutanasia´ con evitar el encarnizamiento terapéutico.

"Me parece que la argumentación acerca de la `equidad´ en este contexto, es ciertamente cuestionable porque el trazo que se hace es eminentemente socioeconómico y no toma en cuenta la dignidad ni las potencialidades de la persona humana.

"Si se trata de equidad, y si se pretende graficarlo con el acceso a la píldora de una chiquilla de un barrio rico versus las niñas de sectores pobres, creo que hay otras necesidades que, en el ámbito de la salud de los ciudadanos, debieran ser objeto de la solicitud de las autoridades. Por ejemplo, la escandalosa discriminación entre ricos y pobres en pacientes con enfermedades graves. Eso me parece un tema de fondo por tratar, como lo son también tantas situaciones de verdadera injusticia. La equidad debe buscarse para aquellas situaciones que son buenas para el ser humano".

La opinión de la Iglesia sobre la píldora del día después

Fuente: Prensa CECh



Santiago, 27/03/2006