/
/
/
/
/
/
   
Carta Pastoral del Obispo de San Bernardo:
Profesores de Religión, testigos de Cristo
Martes 23 de Marzo del 2004
  

El Obispo de San Bernardo, Mons. Juan Ignacio González, llamó a los profesores de Religión a inculcar en los estudiantes el desarrollo de virtudes humanas que muchas veces constituyen el fundamento de las virtudes cristianas.

Entre estas virtudes, el pastor menciona el amor al trabajo y al estudio, el respeto a la autoridad, el amor a la patria, la preocupación por los pobres y desvalidos, la sobriedad, el respeto a las personas y una ordenada relación con las del otro sexo, y la participación de los jóvenes en la labor misionera de la Iglesia.

En una Carta Pastoral a los Profesores de Religión, Mons. González aborda los desafíos que impone a los maestros, en su proceso pedagógico, la secularización de la cultura y el choque generacional.

En el documento, el Obispo define al profesor de Religión como un testigo de Cristo, fermento de la masa, grano de trigo que ve nacer nuevas semillas de cristianos. Lo describe como un hombre y una mujer de profunda pertenencia eclesial, que reviven con sus alumnos la relación maestro-discípulos al estilo de Jesús.

Entre los desafíos que propone Mons. González a los maestros, destaca el de ser “auténticos guías de nuestros jóvenes en la asistencia a la Misa Dominical”.

Bajar documento word completo de la Carta Pastoral de Mons. Juan Ignacio González a los profesores de Religión



, 23/03/2004