/
/
/
/
/
/
   
En tradicional cena del Mes de la Solidaridad:
Compartir fraterno vivieron funcionarios del Obispado de Chillán con personas en situación de calle

Como ya se ha transformado en una tradición, se trató de una de las actividades que de mejor manera representa el ejemplo de partir por casa.
Miercoles 19 de Agosto del 2015
  
Fueron los propios funcionarios del Obispado de Chillán que tras el término de la jornada laboral, llegaron la noche de este martes 18 de agosto, Día Nacional de la Solidaridad, hasta la Hospedería Municipal para preparar y ofrecer una cena solidaria a las personas en situación de calle que pernoctan allí.

El fraternal encuentro que se enmarca dentro del programa del Mes de la Solidaridad que la Iglesia está impulsando durante agosto bajo el lema “Reparando confianzas, construimos Chile”, permitió no sólo compartir un rico plato de comida, sino además momentos de buena música y canto, y de manera especial, de diálogo cercano que llenó de alegría los corazones y rostros de quienes reflejan una de las caras más duras de la pobreza.

La cita estuvo presidida por el director del Área Social de la Diócesis, padre Héctor Bravo, quien reiteró su invitación a la comunidad a vivir este mes inspirado en la figura de San Alberto Hurtado, santo chileno que siempre luchó por la justicia social. “Al recordar su memoria, recordamos el signo de lo que somos nosotros los chilenos, que pese a las dificultades que a veces vivimos como país, recordamos lo hermoso de saber que somos un país solidario, y en las malas, nos ponemos las pilas y hacemos las cosas”, destacó agregando que “hoy en el Día nacional de la Solidaridad, estamos en un escenario distinto, acompañando a quienes no tienen un lugar donde pasar la noche. Ellos son el verdadero tesoro de la Iglesia, a quienes les damos las muestras de cariño y de cercanía”, subrayó.

Para Hernán Zurita, quien este año se integró al Obispado como Contador General, la cena solidaria se tradujo en “una experiencia extraordinaria y única, el poder compartir con estas personas y tener la oportunidad de solidarizar con su situación de pobreza material. Muchas veces preferimos hacer como que no existen o derechamente nuestras ocupaciones diarias nos impiden darles atención a las personas en situación de calle; sin embargo, a través de esta instancia, pudimos conocer sus experiencias de vida y prestarles una atención especial, atenderlos, darles afecto y como dijo el padre Héctor, hacerlos sentir que también son hijos de Dios”, confesó.

La próxima actividad del Mes de la Solidaridad, se desarrollará este domingo 23, a contar de las 12.00 hrs. en la Catedral de Chillán, cuando el obispo Carlos Pellegrin, presida la Misa del Día Nacional de la Solidaridad junto a instituciones de voluntariado.

Fuente: Comunicaciones Chillán


Chillán, 19/08/2015

 
Galerías Fotográficas