/
/
/
/
/
/
   
Celebración cristiana y judía de la Pascua
Miercoles 12 de Abril del 2006
  
La coincidencia de celebraciones este año del Jueves Santo en el calendario cristiano con el Pesaj, o Pascua judía, nos motiva a destacar el evento liberador del Éxodo, un acontecimiento que nos vincula con su mensaje esperanzador.

Dios revela Su mano en la historia del pueblo judío, una mano poderosa y protectora, que vence la esclavitud y lo guía por un largo viaje hacia la Tierra Prometida.

Este paradigma bíblico, central de nuestras comunidades de fe, era celebrado por el propio Jesús de Nazaret con su grupo de seguidores más cercanos en lo que conocemos como la Última Cena. Se entonaron cánticos y se pronunció la bendición sobre el vino y sobre el pan sin levadura, rito que se repite en cada Pesaj y en cada Eucaristía.

Este año, que verá a las comunidades cristianas y judías coincidiendo unidas - desde la raíces y por motivo del calendario - en una misma celebración, queremos destacar la libertad de la esclavitud que Dios nos entrega invitándonos a todos a acogerlo como Su gran don a la humanidad.

Las nuevas formas de encadenarse y someterse a los poderes de opresión—el materialismo, el egoísmo, el consumismo, la intolerancia, la xenofobia —van en contra de la voluntad y del plan divino que el Altísimo tiene para cada uno de quienes componemos la familia humana.

Celebremos al mismo tiempo esta fiesta de liberación, compartiendo el mismo ánimo de superar antiguos antagonismos, trabajando juntos por una sociedad más fraternal, libre de los odios y las injusticias que todavía nos separan, para dignificar y honrar la misión que el Señor nos ha conferido de ser Sus socios en continuar la tarea.

Pbro. Robert E. Mosher,
Director Comisión Nacional de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso,
Conferencia Episcopal de Chile

Rabino Samuel Szteinhendler
Copresidente
Confraternidad Judeo Cristiana de Chile

Fuente: Com. Nac. Ecumenismo CECh



Santiago, 12/04/2006