/
/
/
/
/
/
   
Comunidad de Dalcahue, Chiloé, recibió obras en Iglesia Patrimonial

Comunidades de la Diócesis de Ancud celebran la restauración de la Iglesia de Dalcahue, que es uno de los templos Patrimoniales de la Isla Grande.
Martes 15 de Septiembre del 2015
  
En una verdadera fiesta se transformó el acto de bendición de los trabajos de restauración del templo Patrimonio de la Humanidad Nuestra Señora de los Dolores de Dalcahue. Después de 24 meses de obras, la iglesia ayer 12 de septiembre, abrió sus puertas a la comunidad.

Con una procesión, encabezada por la cruz mayor y las imágenes, comenzó la celebración pasadas las 15 horas, a la que no solamente llegaron los vecinos de Dalcahue, sino que de otros puntos de la provincia.

Una inversión que bordeó los 980 millones de pesos representó la restauración de uno de los recintos patrimoniales más visitados por los turistas que llegan a la provincia. El proyecto, además del mejoramiento, consideró la habilitación de trabajos exteriores de paisajismo y el centro de visitantes.

En una ceremonia marcada de simbolismo, la secretaria de la parroquia Georgina Barría, recibió las llaves de la Iglesia. "Me llena de alegría y emoción representar a todo el pueblo de Dalcahue", afirmó la vecina, sumando que "vivimos el proceso de restauración con mucha emoción para que todo saliera bien, pero la comunidad se portó un siete, todos nos apoyaron y por eso quiero agradecer a todos, a toda la gente que nos colaboró en esto".

Tras la bendición de los trabajos a cargo del Obispo de Ancud, Juan María Agurto, la comunidad ingresó a la construcción para participar de la Eucaristía, instancia tras la que también fueron reconocidas las personas que formaron parte del proceso de restauración.

Según lo indicado por el alcalde de Dalcahue, Juan Alberto Pérez (RN), incluso el clima acompañó el acto de entrega de los trabajos de la primera iglesia chilota urbana que se restaura integralmente. "Este templo es histórico, que es muy significativo para la cultura chilota, pero también es un tremendo y enorme atractivo para el turismo", puntualizó el jefe comunal. Además, el político sostuvo que "creo que Dalcahue está orgulloso de que este templo se haya trabajado en la forma en la que hizo, un trabajo minucioso".

A su vez, el Padre Obispo Agurto mencionó que "queremos darle gracias al Señor porque acá pudimos vivir una minga. Acá hubo participación de la comunidad, de las autoridades, del Estado de Chile y de tantas instituciones que han llevado adelante esta restauración y que hoy está coronada con la bendición y la consagración del templo".

Katerine Araya fue la arquitecta jefa del proceso de restauración de Dalcahue y como el resto de los asistentes se mostró emocionada con el fruto del trabajo realizado en la iglesia. "Vivimos la ceremonia de bendición y estamos todos muy contentos porque quedó todo terminado y bonito y qué mejor que terminar con una iglesia llena, esa es la mejor señal", relató la profesional.

Carpinteros, profesionales y personal administrativo de la Fundación Amigos de las Iglesias de Chiloé trabajaron en la restauración de Nuestra Señora de los Dolores, obras que fueron financiadas con recursos del Programa Puesta en Valor del Patrimonio que ejecuta la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere).

Cristian Larrère, director ejecutivo de la Faich, expuso que "esto es motivo de orgullo y de replantearnos una vez más cómo seguir trabajando en la restauración de las iglesias de Chiloé, manteniendo en valor este intangible, esta comunidad viva, esta cultura que se manifiesta en esta iglesia, lo que para nosotros es finalmente lo más relevante".

Tras la entrega de la Iglesia en Dalcahue, resta este 2015 que en noviembre sean puestos a disposición de la comunidad los trabajos de la iglesia Nuestra Señora del Rosario de la isla Chelín.

Fuente: Carolina Larenas, Diario La Estrella de Chiloé


Dalcahue, 15/09/2015

 
Galerías Fotográficas