/
/
/
/
/
/
   
Padre José Lucio Cáceres
“La peregrinación es un llamado a las mujeres para que sean generosas y valientes en la defensa de sus hijos”

Entre el 25 de octubre y el 1 de noviembre, la Virgen del Carmen Misionera estuvo de visita en Illapel, donde dejó una profunda huella.
Jueves 12 de Noviembre del 2015
  
La Virgen del Carmen Misionera volvió a fines de octubre a la Región de Coquimbo, para entregar su mensaje por la familia y la vida en la comuna de Illapel. Fue ahí donde el padre José Lucio Cáceres, por encargo del Prelado de Illapel, Monseñor Jorge Vega Velasco, se hizo cargo de la visita.

Para él, los siete días que estuvo la imagen se hicieron cortos. “Se requería mucho más tiempo para que pudiera ser recibida en tantas comunidades dispersas en nuestros valles y quebradas. No obstante, fue recibida en casi todas las parroquias de la Prelatura y en varios colegios. En todas partes hubo manifestaciones de fervor y alegría”, comenta el sacerdote.

Hubo varios momentos destacables: algunos de ellos fueron los encuentros con los niños en los establecimientos educacionales y la misa de culminación en el Cementerio de Los Vilos, el 1 de Noviembre, con la participación de muchos fieles y el homenaje de los Bailes Religiosos y el Club de Huasos. Al respecto, el padre José Lucio Cáceres destaca la atracción que ejerce la Virgen en la comunidad y la atención al Rosario por la Vida. “Ha sido un llamado fuerte a orar por la defensa de la vida de los niños por nacer”, afirma.
“La devoción a la Santísima Virgen está muy arraigada en nuestros fieles de la Prelatura y ha sido una buena ocasión para orar por Chile, y para que cada familia de nuestra patria sepa defender y cuidar la vida humana, especialmente de los niños que están por nacer. La peregrinación de la imagen de la Virgen del Carmen es un recuerdo del amor de Madre de la Santísima Virgen hacia nosotros y, al mismo tiempo, un llamado a las mujeres para que sean generosas y valientes en la defensa de sus hijos”, agrega el padre.

Por eso, y considerando que todavía quedan casi dos meses de peregrinación, llama a los fieles de Santiago y de la Región de Valparaíso a que reciban la imagen de la Virgen del Carmen Misionera con fe y esperanza. “Lo más importante –señala- es dejar que la Santísima Virgen haga su labor misionera en nosotros, labor silenciosa y paciente, como lo hace la mejor de las madres. Labor misionera que consiste en formar en nosotros a su Hijo, Jesús, y en hacernos hermanos y respetuosos de la vida de todos”.

Fuente: Comunicaciones Virgen del Carmen Misionera


Illapel, 12/11/2015

 
Galerías Fotográficas