/
/
/
/
/
/
   
Sacerdotes congoleños felices de servir en Concepción

Como un signo muy positivo, pastoralmente, la Iglesia de Concepción, acogió a los dos sacerdotes provenientes de la República Democrática del Congo.
Viernes 22 de Enero del 2016
  
Con mucha alegría y esperanza, Monseñor Fernando Chomali los recibió en su oficina, en el Arzobispado y con el apoyo de una traductora, los presbíteros Sebastián Kubingila Basienga, de 39 años y Daniel Mavingidi Dialufuma, de 36 años, pudieron comunicarse con más personas, ese da.

Ambos provienen de la Arquidiócesis de Kinshasa, que es la capital de la República Democrática del Congo, país cuya población es mayoritariamente católica; se estima que existen unos treinta millones de católicos en el país. La Iglesia se divide en 6 arquidiócesis y 41 diócesis.

Los sacerdotes tendrán un período de conocimiento de la diócesis y de aprendizaje del idioma español, ya que ambos hablan francés.
A su llegada, expresaron que permanecerán algunos días en la ciudad y posteriormente recorrerán distintas parroquias. Los dos también se integrarán al retiro espiritual que realizará el clero, en febrero próximo. Después de algún tiempo, serán destinados a tareas pastorales específicas.

Los sacerdotes dijeron que “hemos llegado muy bien y la acogida en esta ciudad ha sido muy buena”. Contaron que antes de llegar a Chile, ya tenían cierto conocimiento del país, porque previamente estudiaron sobre Chile, su realidad y su geografía.

“Al comienzo pensamos que la misión sería muy difícil, porque somos evidentemente extranjeros, pero lentamente nos hemos dado cuenta que, en la medida que nos han acogido y nos han recibido muy bien, de forma fraterna, no será muy difícil adaptarnos. Sin duda que el cambio es duro, porque dejamos a nuestro país, nuestra familia, nuestra diócesis y a nuestros fieles”, comentó el padre Daniel.

Inicialmente, vienen por tres años, “pero en la medida que vayamos colaborando y prestando nuestro servicio, podría haber un tiempo mayor”, agregó el padre Sebastián.

Sobre su país, dijeron que su población es muy católica y “para nosotros venir a Chile es una oportunidad maravillosa y una riqueza cultural importante; estamos realmente entusiasmados y a animados de aprender español, lo más pronto posible para servir mejor”, agregó el padre Sebastián.

Sobre el Papa Francisco lo definieron como una “persona extraordinaria”, porque sigue el verdadero modelo de Jesús. “Él nos transmite el mensaje de Jesús y pone el acento para preocuparnos realmente de los desposeídos”.

Comentaron que la sociedad congoleña se reflejan con claridad tres clases sociales; una alta que posee grandes riquezas; una clase media y una clase baja que es muy pobre. “Esta desigualdad tan marcada ha generado grandes conflictos internos y lo más complejo es que los pobres aumentan, a pesar que el país posee grandes recursos naturales”, enfatizó el padre Sebastián.

Fuente: Comunicaciones Concepción


Concepción, 22/01/2016

 
Galerías Fotográficas