/
/
/
/
/
/
   
Mons. Pablo Lizama Riquelme
Arzobispo de Antofagasta Celebró 30 años de Episcopado

Junto a los fieles y clero antofagastinos, el Arzobispo de Antofagasta celebró sus 30 años de episcopado.
Domingo 20 de Marzo del 2016
  
Con una Eucaristía junto a los feligreses y clero antofagastino celebró Mons. Pablo Lizama Riquelme su 30 años de episcopado.

Ocasión en que explicó: "Entré al Seminario Pontificio Mayor de Santiago a los 17 años. Tiempo de efervescencia política, social e histórica. Personalmente quería ser párroco. Tarea que hasta hoy miro con nostalgia, ya que, los treinta años de Obispo no lo hizo posible. El que mis padres me hayan elegido el nombre de Pablo marcó mi tarea pastoral de ir a la frontera de la Iglesia; adelantándome al deseo del Papa Francisco de sacar la Iglesia a sus fronteras, como hacer clases en liceos fiscales, ser bombero y por muchos años ser Capellán de Carabineros. Y he tenido a cargo las Diócesis de Illapel, Talca, Melipilla, Obispado Castrense, Antofagasta y por un año y medio se agregó Iquique".

"En estos 30 años de obispado he entregado a esta iglesia nortina. No ha sido fácil el conducir personas en un tiempo apasionante de cambios que nos marcó el Concilio Vaticano II, que aún trabajamos para ponerlo en práctica. Experimenté un cambio copernicano en liturgia, en vestimenta, en el idioma por poner algunas cosas externas", señaló el Arzobispo de Antofagasta.

Durante la Misa se agradeció y oró por el trabajo pastoral, que Monseñor Pablo Lizama realiza cada día en esta Arquidiócesis, en especial de resaltó su preocupación por aquellas personas que viven en campamentos y por los migrantes; instituyendo las parroquias personales; a cargo de un grupo de sacerdotes que se preocupa de la vida espiritual y sacramental de aquellos fieles.

Fuente: Comunicaciones Antofagasta


Antofagasta, 20/03/2016

 
Galerías Fotográficas