/
/
/
/
/
/
   
Mons. Pablo Lizama Riquelme, Arzobispo de Antofagasta
Vigilia Pascual en Antofagasta

Más de seiscientos fieles llegaron hasta la Catedral de Antofagasta a celebrar la Vigilia Pascual.
Domingo 27 de Marzo del 2016
  
“Pascua es el paso de la muerte a la vida, del egoísmo a la generosidad, del odio al amor; esas son nuestras Pascuas, por eso estamos llamados por el Señor, a vivir nuestra propia resurrección”, explicó Monseñor Pablo Lizama a los más de seiscientos fieles que participaron de la Vigilia Pascual.

Además, el Arzobispo de Antofagasta les recordó que para celebrar que Jesús venció a la muerte, la Iglesia como una madre los tomo de la mano para iniciar un camino con miércoles de ceniza, continuando con el tiempo de cuaresma, andar que se intensificó con el triduo pascual. “Ha sido un camino interior de oración, reflexión y de escuchar que quiere Dios de nosotros. Salgamos renovados a vivir el amor de Dios con los hermanos, a ponernos en el lugar del otro, a ser verdaderamente misericordiosos como nos invita el Papa Francisco”.

La Vigilia Pascual se inició en la plaza de armas de Antofagasta con la ceremonia de la luz, luego en procesión Monseñor Lizama junto con el párroco Marcelo Pizarro, los diáconos y acólitos ingresaron a la Catedral, portando la luz de Cristo.

También el Arzobispo de Antofagasta agradeció a los fieles su participación, interés y recogimiento en cada una de las actividades de Semana Santa; y el haber llegado hasta la Iglesia Catedral para festejar la Resurrección del Señor; y así rezar unidos por la ciudad, las familias y cada uno de ellos. “Sean la luz de Cristo en cada uno de sus ambientes, trabajo, familias, colegios, universidades y vivan la misericordia como Jesús nos enseñó”, enfatizó el Arzobispo al dar la bendición final.

Fuente: Comunicaciones Antofagasta


Antofagasta, 27/03/2016

 
Galerías Fotográficas