/
/
/
/
/
/
   
Padre Enrique Olivé Turu: "La Resurrección del Señor impulsa a ser una Iglesia que escucha, anuncia y sirve"

Pastor motivó a los fieles a responder al llamado del Señor desde todos los ambientes.
Lunes 28 de Marzo del 2016
  
Ante los misterios de la fe que nos anunciaron la muerte y posterior resurrección del Señor, el Padre Enrique Olivé, Administrador Apostólico de la Diócesis San Juan Bautista, manifestó que como fieles hijos del Señor, debemos ser una iglesia que escucha, que anuncia y sirve.

El pastor apuntó en el rol que deben asumir los fieles, que tras escuchar la buena nueva de la resurrección de Cristo, deben comprometerse también con el anuncio, “asumir con valentía que vale la pena seguir a Jesús”.

Indicó que lo que nos falta es anunciar alabando al Señor, con alegría y compartiendo nuestra experiencia de Dios, como los apóstoles que dijeron yo soy testigo del resucitado y en él está la salvación.

El Señor Nos pide que seamos una Iglesia que anuncia y da testimonio de la fe, pero también se nos pide ser una Iglesia que sirve, para ello –acotó- tenemos que descubrir que es lo que Jesús resucitado quiere que yo haga para servir a la Iglesia y a la humanidad.”Nadie está viejo para anunciar al Señor y para servir”.

Enseguida el Pastor, les manifestó una problemática que afecta el trabajo pastoral en la Iglesia actual, “cuánto cuesta encontrar catequistas, cuanto cuenta encontrar personas para la Pastoral de la Salud, visitar enfermos, cuánto cuesta decidirse a trabajar por los presos. Es un sacrificio, pero si el Señor me lo pide y si el espíritu me acompaña, cómo no voy a hacer el sacrificio”, se preguntó.

El Padre Enrique mencionó el servicio que se puede hacer desde la vida familiar, padres que educan a sus hijos desde la responsabilidad, bondad en el perdonar a sus hermanos.

Qué hermoso, expresó, es el servicio que se puede hacer en el trabajo, en los sindicatos, en la junta de vecinos para transformar la sociedad que ame la justicia y luche por la verdad, que luche por terminar con la indiferencia e individualismo, sino que promueva el espíritu de servicio.

Cristo resucitado, nos da el entusiasmo y la fuerza para ser una Iglesia que escucha, que anuncia y sirve. “No descuidemos la obra de Jesús que es la creación”, finalizó.

Fuente: Comunicaciones Calama


Calama, 28/03/2016

 
Galerías Fotográficas