/
/
/
/
/
/
   
Aprobado milagro del Padre Hurtado que reconoce su santidad
Viernes 02 de Abril del 2004
  
Santiago (CECH), 2 de Abril de 2004. Los cardenales y obispos de la Congregación para la Causa de los Santos ratificaron hoy la aprobación médica y teológica del milagro atribuido al sacerdote jesuita chileno Alberto Hurtado Cruchaga.

El anuncio lo hizo esta mañana en su residencia el Cardenal Francisco Javier Errázuriz, Arzobispo de Santiago y Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile. Le acompañaban el Superior Provincial de la Compañía de Jesús, padre Guillermo Baranda, s.j.; el vicepostulador de la causa, Padre Jaime Correa,s.j.; y el Secretario Ejecutivo de la Fundación Padre Alberto Hurtado, padre Renato Poblete,s.j..

Tras esta aprobación, el expediente pasará a manos del Santo Padre. Después de revisar la documentación, será el Sumo Pontífice quien decida finalmente la promulgación del Decreto de Santidad. Una vez firmado ese Decreto, un Consistorio Ordinario de los cardenales residentes en Roma decidirá la fecha de la ceremonia de canonización.


Llamado desde Roma

A las 07:10 hrs. de esta mañana , el Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, Cardenal José Saraiva Martins, llamó al Cardenal Errázuriz para comunicarle la feliz noticia. “Todo salió muy bien”, le señaló desde la Santa Sede.

El Cardenal Errázuriz explicó que, una vez que el Papa ratifique esta decisión firmando el Decreto, convocará a un Consistorio en que pedirá la opinión a los Cardenales de la Iglesia. Este consistorio podría ser a principios del próximo año, o eventualmente, si hubiera un número suficiente de candidatos, en la segunda mitad de 2004. La canonización podría ser en mayo del 2005. "No lo sé todavía", aclaró. Y adelantó que la gran celebración será cuando el Papa fije una fecha para canonizarlo.

El Presidente del Episcopado chileno calificó al Padre Alberto Hurtado como una “persona extraordinaria por su vibración con las cosas que a Dios le importan”. Destacó la preocupación del jesuita por los pobres, los marginados, los trabajadores, los sindicatos, también los universitarios, el mundo intelectual, y la pastoral vocacional.

Subrayó el Arzobispo que Dios quiso que la primera persona nacida en nuestra patria en llegar a ser Santa fuera una joven mujer, santificada en su familia, en su vida religiosa y contemplativa. Ahora se nos proclama la santidad –agregó- a través de un hombre maduro, un sacerdote que abre camino a todo Chile en la línea del amor, con sentido de justicia.

El milagro

El vicepostulador de la causa de canonización del beato Alberto Hurtado, P. Jaime Correa, s.j., afirmó que los antecedentes específicos del milagro que se estudió para la canonización del fundador del Hogar de Cristo serán guardados en reserva porque así lo quiere la Congregación para la Causa de los Santos en Roma.

El sacerdote confirmó que se trata de una muchacha de unos 16 años, santiaguina, que tuvo un accidente muy serio en la quinta región. Relató que fue derivada de madrugada al hospital de la Ligua y de allí a Viña del Mar. “Fue operada en la mañana del día siguiente cuando el daño estaba hecho y no volvió”. Los médicos pensaron que habían llegado tarde. Estuvo semanas en coma y sus familiares le encomendaron su recuperación al Padre Hurtado. Y se mejoró. No tuvo secuela alguna.

Los médicos de la Santa Sede solicitaron distintos tipos de exámenes médicos y psicológicos para comprobar que la adolescente no tiene ningún daño cerebral, incluso algunos de alta especialización. Informó el Vicepostulador que en Chile los exámenes psicológicos fueron tomados por la Dra. Andrea Schlawesky, que trabaja en el hospital Salvador.

Jesuitas: un regalo para los sueños de Chile

La expresión de la alegría que este paso despierta en la Compañía de Jesús, orden a la que perteneció el Padre Hurtado, corrió por cuenta del actual Superior en Chile, P. Guilerrmo Baranda, s.j.

“Creemos que para el país el Padre Hurtado es una figura que anima e intercede por muchos sacerdotes, religiosas y religiosos, servidores del pueblo chileno. Nos pone la fe en conexión con lo que vive Chile como nación”, destacó el P. Baranda.

Agregó el Superior Provincial de los jesuitas que Alberto Hurtado fue un hombre capaz de dialogar con la cultura, permanentemente inquieto por la justicia en favor de los pobres, y promotor de diversas organizaciones y de liderazgos.

“Es un gran animador para lo que nosotros podemos soñar, con ocasión del Bicentenario, como regalo, como misión para la sociedad chilena”, manifestó.

Padre Poblete: “Héroe que nos recuerda valores”

Por su parte, el Secretario Ejecutivo de la Fundación Padre Alberto Hurtado, P. Renato Poblete s.j., opinó que la figura del futuro santo se proyecta más allá de la Iglesia.

“Es un gran héroe que la sociedad chilena necesita el día de hoy” – afirmó- porque nos recuerda valores que estamos perdiendo, como la solidaridad, la justicia, la sobriedad y la austeridad

Subrayó que su figura nos recuerda lo que debe ser este país: un país en que podamos entendernos y hermanarnos, un país que tiende puentes entre el que tiene y el que no. “El Padre Hurtado nos anima la conciencia sobre lo mucho que nos falta para vencer la extrema pobreza”, concluyó el Padre Renato Poblete, s.j..

Ver más sobre el Padre Hurtado




, 02/04/2004